Por Brittney Castro *

Las fiestas en las cuales todos los invitados contribuyen al menú de la cena son una gran manera de traer a todos a la mesa. Incluyen a toda la familia porque todos participan y ayudan, y permiten que los invitados expresen su creatividad con sus platos preferidos y se entusiasmen de compartirlos con todos.

La mejor parte del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) es que hay muchas maneras de crear recuerdos bonitos con seres queridos, y a la vez ahorrar para la próxima fiesta o salida en familia. Aquí están unos tips para que tu fiesta del Día de Acción de Gracias no se transforme en una cena de gastos que afecten tu ahorro.

1) Organiza al grupo: El Día de Acción de gracias es para compartir y ser agradecido con tus seres queridos. La primera manera de ahorrar en el menú para la cena es pedirle a tus amistades y familiares que contribuyan a la fiesta con un platillo. Para mantener todo organizado, puedes crear un documento compartido en la web donde todos puedan agregar sus platillos a la lista, para no correr el riesgo de repetirlos (aunque dos pasteles nunca están de más). Si tú eres el que está preparando algo para la fiesta, saber la cantidad exacta de invitados te ayudará a ajustar la cantidad de tus ingredientes para tus recetas antes de ir al supermercado.

2) Planea con tiempo: Al anticipar las necesidades antes de tu fiesta, puedes planear tus compras para ahorrar aún más. Por ejemplo, puedes usar tus recompensas de cash back de tus compras anteriores para las cosas en tu lista de compras, ya sea decoraciones para la mesa como calabazas o velas. Con la tarjeta Chase Freedom Unlimited recibes 1.5% de cash back ilimitado en todas sus compras y puedes usar sus recompensas en cualquier cantidad, a cualquier hora. Es tan fácil como comprar y ahorrar (y ganar).

3) Evita los desperdicios: Un menú de Acción de Gracias te ahorra más dinero cuando todos los invitados contribuyen con un plato único y también asegura de que no se desperdicie tanta comida. Normalmente en las fiestas se desperdicia mucha comida ya que algunos platos son más populares que otros, y los que se quedan casi siempre terminan en el basurero. Pero cuando todos traen un platillo que todos disfrutan, no se desperdicia tanta comida.

4) Saca tu vajilla: ¡Deshazte de los cubiertos y platos desechables! Sí, tal vez dures más tiempo lavando los platos después de la fiesta, pero los platos no son baratos y los puedes reemplazar fácilmente con platos. Tu mesa se verá preciosa y el medio ambiente te lo agradecerá. Un buen consejo es preguntarle a tu abuela si te presta su vajilla. Estará feliz de que todos estén usando sus platos lujosos para el Día de Acción de Gracias.

5) No se te olvide divertirte: La encuesta de la Tarjeta Chase Freedom Unlimited descubrió que la mayoría de hispanos (82%) pueden usar tan solo $5 para cambiar un mal día a un buen día. Planear una fiesta puede ser estresante, y el Día de Acción de Gracias no es excepción. No se te olvide tomarte tu café favorito o recoger un pequeño regalo para ti y tus seres queridos.

El Día de Acción de Gracias es una de las fiestas más celebradas en los Estados Unidos, pero también puede ser el más caro si lo permites. Te sorprenderá cuanto puedes ahorrar y cuanto te puedes divertir siguiendo estos consejos fáciles.

*Embajadora de Educación Financiera de Chase, Planificadora Financiera Certificada, y Directora Ejecutiva de Financially Wise Women

Deja tu comentario: