Cuba se sumó este martes a los homenajes por el centenario del escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) con la entrega del XIII Premio Iberoamericano de Cuento que lleva su nombre y que recayó en su compatriota Alejandro Stilman por su obra El mundo es nuestro.

El jurado destacó del cuento de Stilman"los valores de un argumento que con irónica meticulosidad pone en tensión conceptos como los de identidad, esperanza o cultura" en una ceremonia en la que también hubo lugar para recordar con poemas y anécdotas a Julio Cortázar en el centenario de su nacimiento. n

Las menciones especiales

Entre unas 400 obras es español a concurso, el jurado distinguió con menciones especiales Las ballenas, del venezolano Gabriel Payares; Ignaciosiempre de Elizabet Jorge y El ruso de Javier Hernández, ambos de Argentina; además de Sala de lecturas y La nota de los venezolanos Edelmis Anoceto y Sergio Cevedo, respectivamente. n

nDurante la ceremonia, cuatro escritores, premios nacionales de literatura, Roberto Fernández Retamar, Miguel Barnet, Pablo Armando Fernández y César López, rememoraron la figura de Cortázar y revisitaron momentos que compartieron con el"cronopio mayor", el irreverente autor de la novela Rayuela, una de las obras que marcó el"boom" literario latinoamericano. n

nEl presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Miguel Barnet, consideró que Cortázar llega al centenario con"un talante, una obra, un expediente y un aval extraordinario", a quien dijo conoció en 1963 cuando vino a Cuba invitado por la institución cultural"Casa de las Américas". n

nDestacó su"amor y respeto" por un hombre de la"talla humana y literaria" de Julio Cortázar, quien"a pesar de los vaivenes de la política y de los momentos difíciles y crudos se dio cuenta que tenía que apoyar a Cuba".

n nLo recordó como un escritor a quien"le gustaba hablar de literatura","siempre con lecciones magistrales", y resaltó su"bondad, coloquialismo, sensibilidad, la manera tan directa de llegar a todos, su inmensa estatura literaria y esencia de escritor".

El recuento histórico

En el repaso, Barnet también hizo memoria de que fue en Cuba donde Cortázar inició su relación sentimental con la intelectual lituana Ugné Karvelis, por cuya iniciativa se creó el Premio Iberoamericano de Cuento, y que tiene los auspicios del Instituto Cubano del Libro, la Casa de las Américas, la Fundación Alia y desde hace varios años del Ministerio de Cultura de Argentina. n

nEl escritor argentino Vicente Battista, cabeza del jurado, se refirió a Cortázar como un"fervoroso militante de la revolución cubana" y consideró que"merece este homenaje en la isla". n

nPor su parte, el escritor César López recapituló las primeras obras de Cortázar publicadas en Cuba en los años cincuenta y"el deslumbramiento" que provocó en las jóvenes generaciones de escritores de entonces. n nLópez reconstruyó el último encuentro que sostuvo con el autor de Bestiario en La Habana, durante una reunión entre amigos, en la que hablaron varias horas, y que sería su despedida. n

nEl poeta cubano Pablo Armando Fernández leyó un poema que le dedicó tras su muerte, y el presidente de la Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, dijo que quedó"hechizado" tras la lectura de Rayuela. n

El centenario de Cortázar también lo está celebrando la Cinemateca de Cuba con la programación de un ciclo de diez películas con adaptaciones e historias inspiradas en ambientes y personajes de sus obras, como la trilogía de Manuel Antín filmada entre 1960 y 1964 que comprende La cifra impar, Circe, e Intimidad de los parques, que se presentarán por primera vez en la isla.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario