Bonos venezolanos se hunden tras anuncio de reestructuración de deuda
El vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami, convocó este viernes a los tenedores de bonos del Gobierno y PDVSA a una reunión el 13 de noviembre en Caracas para renegociar las condiciones de la deuda externa

CARACAS.- Los bonos venezolanos en dólares cayeron casi 20 puntos por debajo de su precio este viernes, luego del anuncio del dictador Nicolás Maduro sobre sus planes para reestructurar su deuda externa.

Según una nota reseñada por Reuters, el bono del país caribeño al 2027 perdió casi 10 puntos de su valor, mientras que la deuda de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), con vencimiento en 2022, cedió 17,55 puntos en los mercados europeos.

El resto de los papeles venezolanos también cotizaban a la baja pese a que el presidente Maduro afirmó que cumplirá con el pago de unos 1.121 millones de dólares que PDVSA debía cancelar el jueves sin demora para evitar caer en incumplimiento.

El llamado de Maduro a renegociar todo el resto de la deuda venezolana elevaba la desconfianza en el mercado, que también se mostraba confundido por el anuncio.

La dictadura venezolana está buscando oxígeno tras cancelar en el último mes más de 2.000 millones de dólares en compromisos de deuda externa, en medio de una merma de ingresos petroleros, que lo llevaron a recortar importaciones fundamentales como medicinas y alimentos, lo que ha sumido a la población a sufrir una aguda escasez.

Reunión con tenedores

Por otra parte, el vicepresidente de Venezuela, Tareck el Aissami, convocó este viernes a los tenedores de bonos del Gobierno y PDVSA a una reunión el 13 de noviembre en Caracas para renegociar las condiciones de la deuda externa.

Como también confirmó El Aissami, Maduro había garantizado que PDVSA pagaría en las condiciones existentes los más de 1.200 millones en concepto de capital e intereses que debía abonar el jueves a los tenedores de uno de sus bonos, por lo que el país evita por el momento la suspensión de pagos.

Además de presentar a los miembros de la comisión que tratará de renegociar la deuda -que está compuesta por varios ministros de perfil económico-, el vicepresidente aseguró que Venezuela seguirá "cumpliendo cabalmente con transparencia" con los tenedores de sus bonos.

El dirigente chavista denunció "la persecución financiera y el bloqueo" por parte "del Gobierno de Donald Trump", en referencia a las sanciones dictadas en agosto por EEUU que prohíben a quienes operen en sus sistemas negociar nuevas emisiones de deuda y capital del Gobierno venezolano y PDVSA y algunos de los bonos ya emitidos.

Maduro ya atribuyó ayer a estas sanciones las dificultades de financiarse en los mercados internacionales.