BOGOTÁ.- El Gobierno de Colombia afirmó este martes que los cinco focos de fiebre aftosa que surgieron desde junio ya están bajo control y que a finales de esta semana empezará a correr un plazo de 28 días para que el país recupere el estatus sanitario que lo declara libre de la enfermedad.

"No ha habido expansión, no ha habido nuevos brotes", reportó el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, al término de un consejo de ministros que encabezó el presidente Juan Manuel Santos en el palacio de Gobierno.

Iragorri dijo que el plazo de 28 días para que Colombia recupere el estatus sanitario por la erradicación de la fiebre aftosa comenzará a correr desde el próximo viernes, cuando se sacrificará la última res en las fincas donde fue detectada la enfermedad.

El funcionario dijo que de esta forma se completará el sacrificio de un poco más de 3.000 reses.

Embed

No todas esas reses eran portadoras de la enfermedad, pero las autoridades sanitarias decidieron sacrificar a todos los animales donde el brote fue detectado.

"Si las estrategias de contención siguen dando el resultado necesario, se cuentan 28 días. Terminados los 28 días, que son dos ciclos de incubación del virus, se envía una comunicación a la Organización Mundial de Sanidad Animal, que en la semana siguiente determinará el levantamiento del estatus, suspendido hoy, de Colombia libre de aftosa por vacunación", dijo Iragorri.

"Esperamos terminar este proceso y dejar la aftosa bajo tierra el próximo viernes y a partir de ahí empezar a contar los días necesarios para la recuperación el estatus sanitario", agregó.

El primer foco de la enfermedad fue detectado el 24 de junio en una hacienda del municipio de Tame, en el departamento de Arauca (noreste), y después se confirmaron otros brotes en los municipios de Yacopí y Tibacuy, en el departamento de Cundinamarca (centro), y dos más en sectores rurales de la ciudad de Cúcuta.

Iragorri dijo el mes pasado que el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa comprobó que el virus "es de origen venezolano", por lo que el Gobierno adoptó normas de seguridad como un aumento de la vigilancia en la frontera para impedir el contrabando de ganado.

La enfermedad infecciosa en las reses no contagia a los humanos, pero sí a porcinos y ovejas, y se manifiesta con la aparición de pequeñas ampollas cutáneas en la boca y entre las pezuñas.

En Colombia, que tiene un hato ganadero de más de 20 millones de vacas, toros y búfalos, no se registraban casos de fiebre aftosa desde 2009, cuando la enfermedad fue erradicada mediante un plan de vacunación.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario