Canadiense detenido en Cuba por entregar donaciones a familias afectadas por Irma
Carl-Michel Cloutier, ciudadano canadiense fue detenido e interrogado por cuatro horas por las autoridades cubanas por entregar donaciones a víctimas del huracán Irma en el poblado marítimo de Isabela de Sagua en el centro del país

El 21 de septiembre Carl-Michel Cloutier llegó a Cuba junto a su suegra y su amigo Patrick Ménard con 19 maletas de mercancía para distribuir entre los afectados, pero solo le permitieron entrar nueve.

En el aeropuerto habanero tuvo que pagar aranceles de 100 CUC por las maletas permitidas, y el resto de estas permanecieron en dicho aeropuerto.

Carl-Michel Cloutier, ciudadano canadiense fue detenido e interrogado por cuatro horas por las autoridades cubanas por entregar donaciones a víctimas del huracán Irma en el poblado marítimo de Isabela de Sagua en el centro del país.

"Pensé que iba a terminar en la cárcel", declaró a La Presse tras su regreso a Canadá.

Cloutier, quien está casado con una cubana de la provincia de Villa Clara, había informado a la Embajada de Cuba en Canadá de su propósito de entregar donaciones a los afectados por el reciente huracán, que entró a la Isla con categoría cinco.

Explicó a los diplomáticos, además, que pretendía que su ayuda fuera eximida de las tarifas aduaneras de La Habana.

Por su parte, la Cónsul de Cuba en Montreal, Mara Bilbao Díaz, le entregó un documento dirigido a las autoridades aduaneras cubanas, donde exponía que el quebequense llevaba 15 maletas de 25kg cada una, las cuales contenían "un cargamento de ropa de segunda mano, juguetes y alimentos enlatados para las víctimas del huracán Irma en el pueblo de Isabela de Sagua, en la provincia de Villa Clara".

"Air Canada había acordado proporcionar transporte gratuito para 15 paquetes de 25 kg cada uno, como parte de la ayuda humanitaria", dijo Cloutier. También preguntamos a la Embajada de Cuba en Canadá si podíamos quedar exentos de los aranceles, pero al llegar allí tuvimos menos suerte ".

En Isabela de Sagua, municipio con más de mil habitantes, casi un centenar de familias perdieron sus bienes y el 70% de los edificios fueron destruidos por el huracán.

"La devastación fue extrema, las casas completamente destruidas", expresó Cloutier luego de la visita al pueblo. "Las familias estaban tratando de recoger lo que quedaba. La gente dormía en una cama con sus hijos, en medio de su casa sin techo ni paredes. La escena era espantosa”.

"Hemos distribuido los regalos, y muchos han compartido sus historias con nosotros. Ellos estaban muy agradecidos, pero fue muy difícil para Patrick y yo ver estas tragedias humanas", agregó.

Más tarde, Cloutier, su amigo y su familia fueron arrestados por agentes de la policía y conducidos a la estación, donde les fueron confiscados sus teléfonos y cámaras.

"Un hombre vestido con uniforme militar del Departamento de Inmigración y otro vestido con ropa civil de Seguridad Nacional me interrogó durante más de cuatro horas sobre nuestra visita y las donaciones que hicimos", declaró Cloutier . “Me dijeron que es ilegal hacer donaciones humanitarias sin pasar por el gobierno ".

"Me trataron como un criminal", dijo Cloutier aludiendo al momento del interrogatorio al cual fue sometido.

El quebequense explicó que tenía un documento diplomático del Consulado de Cuba en Montreal. Las autoridades lo escoltaron hasta la casa de sus suegros para buscar el documento. Luego de seis horas, Cloutier fue liberado.

Al día siguiente, después de que Cloutier y su amigo se dirigieran a Varadero para permanecer en el consulado canadiense, sus suegros le comunicaron que las autoridades villaclareñas pidieron que volviera a reunirse con ellas, de lo contrario no podría salir del país y sus suegros podrían ser arrestados.

"Tuvimos mucho estrés antes de que el personal del Consulado de Canadá confirmara 24 horas más tarde que no tendríamos ningún problema con la ley", dijo.

"No se recomienda viajar a Cuba con donaciones", expresó Cloutier a raíz de la intención de otros quebequenses de llevar donaciones a la Isla.

Recientemente, la Gaceta Oficial de la República de Cuba dio a conocer que el gobierno aprobó una resolución donde queda explícito que las donaciones a los afectados por desastres naturales no se entregarán de manera gratuita, pues a los damnificados no se les cobrará el producto que reciben, pero sí los gastos de distribución y transporte.

Por correo electrónico, el Cónsul de Cuba en Montreal, Mara Bilbao Díaz, respondió ayer que "las autoridades dan prioridad al envío de grandes cargos destinados a los más afectados en general".