CARACAS.- Una explosión sacudió este sábado un concurrido centro comercial en el norte de Bogotá, causando la muerte de tres mujeres, una de ellas de nacionalidad francesa, y dejando un saldo de al menos nueve heridos en el sitio.

El hecho, calificado como un ataque terrorista por parte de las autoridades, ha causado conmoción a nivel mundial, dejando a Colombia como el epicentro principal de oraciones por las víctimas del fatal incidente.

Acá te explicamos en cinco claves la tragedia ocurrida en la capital colombiana en vísperas de la celebración del Día del Padre.

¿Qué ocurrió?

Un explosivo habría sido puesto detrás de uno de los inodoros en un baño de la segunda planta del centro comercial Andino, un sitio exclusivo ubicado en la llamada "zona rosa" de Bogotá, donde hay tiendas, restaurantes y lugares de diversión.

Hasta ahora, las autoridades no han podido esclarecer el autor intelectual del hecho, pese a las sospechas de que el ataque hubiese sido perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional, una guerrilla con la que el gobierno comenzó negociaciones formales de paz el pasado 8 de febrero.

Sin embargo, el ELN afirmó en su cuenta de Twitter que repudiaba el ataque "contra civiles" y que compartía el dolor y se solidarizaba con las víctimas.

El atentado estremeció a los colombianos que creían haber pasado la página del terrorismo después del desmantelamiento de los grandes carteles de la droga en los años 90 y empezaban a vivir una inédita sensación de seguridad por la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, que también condenó el ataque.

Las víctimas

La francesa Julie Huynh y las colombianas Ana María Gutiérrez y Leidy Paola Jaimes fueron las víctimas mortales del atentado ocurrido el sábado en el centro comercial Andina en Bogotá.

Según indicaron las primeras pesquisas, Gutiérrez y Jaimes fallecieron como consecuencia de las lesiones sufridas, mientras que Huynh habría recibido el mayor impacto de la explosión al activarla cuando intentaba entrar a uno de los cubículos del baño.

Huynh había llegado hace diez días de La Habana, Cuba, a Bogotá, tras un aparente receso en sus actividades de voluntariado en el Centro Comparte, un lugar donde realizaba labores educativas de menores de edad en situación precaria.

Nueve personas más están heridas. Cuatro de estas están en la Clínica del Country. Pilar Molano Villamizar, de 45 años, está en estado crítico de máxima gravedad. Otras dos, Ingrid Margarita Ramírez, de 21 años, y Luis Roberto Velásquez, de 76 años, tienen trauma acústico. María Aura García, de 61 años, tiene trauma acústico y trauma articular en tobillo.

Investigación

Luego del atentado, el presidente Juan Mnauel Santos, informó que el equipo de investigación se encuentra manejando “tres hipótesis” respecto a quién puede estar detrás de la explosión.

Las autoridades no han dicho hacia quién apuntan las investigaciones, pero otra hipótesis que barajan los medios es que sea el Clan del Golfo, banda criminal de origen paramilitar que en las últimas semanas desencadenó una ola de asesinatos de policías en todo el país en represalia por las operaciones en su contra.

Movimiento Revolucionario Popular (MRP), ELN y disidentes de las FARC también se sumarían a la lista de los principales sospechosos de la investigación.

Por lo pronto, el Gobierno colombiano ofreció 100 millones de pesos colombianos (unos US$33.000) por información que ayude a capturar a los responsables.

Bogotá, una ciudad con pasado terrorista

Desde la década de los ochentas, Bogotá ha sido blanco de narcotraficantes y grupos armados al margen de la ley que buscan sembrar terror con bombas y atentados, y este año ya suma dos.

El 19 de febrero, una explosión cerca de la Plaza de Toros dejó un policía muerto y 23 uniformados y dos civiles heridos, en un hecho que se atribuyó al ELN.

La capital colombiana se ha enlutado y sufrido sustos desde el 6 de diciembre de 1989, cuando un camión bomba estalló frente a la sede del desarticulado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, entonces central de inteligencia del Estado), causando la muerte a 63 personas y heridas a 660 más.

Desde entonces, se ha producido ocho sucesos de terrorismo hasta la fecha, siendo el de 1989 y la explosión de un carro bomba en un estacionamiento el 7 de febrero de 2003, que dejó 36 muertos y más de 200 heridos, los más fatales en saldos de víctimas hasta la fecha.

Solidaridad mundial

Tras el atentado terrorista, los colombianos recibieron mensajes de diferentes partes del mundo repudiando la acción terrorista, especialmente de países vecinos del continente.

Los Gobiernos de Perú, Uruguay, Chile, Ecuador, Guatemala , México y España fueron los primeros en pronunciarse en contra del nefasto acto terrorista ocurrido en la capital neogranadina.

“Solidaridad al pueblo hermano colombiano frente a la terrible lacra del terrorismo”, “Rechazo total a la violencia” y “fuerza al pueblo colombiano y al presidente Santos”, fueron algunos de los mensajes realizados por los cancilleres del mundo luego del ataque a Bogotá.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario