MEDELLÍN.– La repatriación de las víctimas mortales del avión que transportaba a la delegación del club de fútbol brasileño Chapecoense comenzó este jueves, informaron fuentes oficiales.

La Cancillería colombiana confirmó en un comunicado que este jueves arrancó el retorno de las víctimas a sus países de origen con el traslado en un vuelo comercial a Paraguay del piloto Gustavo Encina.

"Con el apoyo de la aerolínea Avianca, este jueves 1 de diciembre será repatriado hacia Asunción, Paraguay, el primer cuerpo de las víctimas mortales del accidente aéreo", dice el comunicado.

Esta misma empresa también transportará los restos mortales de un ciudadano venezolano víctima del accidente y a cuatro miembros de su familia, según añadió la Cancillería.

El ministerio de Relaciones Exteriores confió en que el proceso de entrega de los cuerpos a sus familiares "culmine mañana viernes" para su inmediata "repatriación".

"A las 09:00 (14:00 GMT) serán trasladados los cuerpos de cinco ciudadanos bolivianos, que serán transportados a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana, enviado por el Gobierno de ese país", detalló el texto.

Además, la Cancillería indicó que "los cuerpos de 14 periodistas brasileros serán repatriados en vuelos particulares, contratados por las empresas para las que trabajaban", mientras que los 50 restantes "serán trasportados en tres aviones de la Fuerza Aérea Brasilera".

Sobre los sobrevivientes, la cartera de Relaciones Exteriores afirmó que el técnico boliviano Erwin Tumiri, miembro de la tripulación, será dado de alta en las próximas horas y viajará hacia su país "mañana mismo".

La aeronave, de la empresa boliviana de capital venezolano LaMia, se estrelló el lunes contra un cerro en jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, a unos 30 kilómetros del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín.

Las primeras investigaciones de las autoridades colombianas indican que el avión se quedó sin combustible al no efectuar un reabastecimiento durante el vuelo entre la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra y Medellín.

Previamente, el Gobierno boliviano canceló la licencia de operaciones de LaMia y destituyó a las autoridades aeronáuticas del país.

La Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil) sostiene por su parte que el piloto del avión no se declaró expresamente en emergencia y se limitó a informar a la torre de control que tenía problemas de combustible y un fallo eléctrico.

La torre de control le dio prioridad a un avión comercial colombiano que también reportó problemas y se encontraba más cerca de la pista del aeropuerto, lo cual prolongó la espera del vuelo de Lamia.

El Chapecoense había contratado el vuelo chárter de LaMia para transportar a su delegación deportiva, a varios invitados especiales y a periodistas brasileños a Medellín, donde este miércoles debía disputar ante el Atlético Nacional de Colombia el partido de ida por la final de la Copa Sudamericana.

Entre los 71 muertos hay 19 jugadores del Chapecoense. Solo se salvaron tres jugadores, Neto, Alan Ruschel y Jackson Follmann, dos miembros de la tripulación y un periodista.

Según reportes médicos, Neto se encuentra en estado crítico, aunque estable; Ruschel se recupera de una cirugía en la columna vertebral, mientras que a Follmann le fue amputada la pierna derecha y hoy sería sometido a una segunda operación en la que podría perder el pie izquierdo.

FUENTE: dpa

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas