BOGOTÁ.- La Fiscalía General de Colombia confirmó este lunes el llamado a juicio del ganadero Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe, acusado de haber tenido vínculos con un grupo paramilitar de ultraderecha.

El ente investigador señaló que la vicefiscal general, María Paulina Riveros, desestimó una petición de la defensa para archivar el caso y ordenar la libertad del ganadero, tras lo cual confirmó una resolución de acusación que había sido emitida en octubre del año pasado.

El hermano menor del exjefe de Estado fue detenido en febrero de 2016 en el marco de una investigación sobre las actividades de una banda paramilitar llamada Los 12 Apóstoles.

La Fiscalía acusa al ganadero de haber incurrido en concierto para delinquir y homicidio agravado a raíz de las actividades de dicha banda, que operó en el departamento de Antioquia (noroeste).

La denuncia contra Santiago Uribe fue hecha en 2010 por el mayor retirado de la Policía Nacional Juan Carlos Meneses, quien asegura que Santiago Uribe fue uno de los jefes del grupo armado.

Meneses viajó ese año a Argentina, donde afirmó ante organizaciones defensoras de los derechos humanos que había tenido que salir de Colombia por la información que tenía contra el hermano del ex presidente Uribe, quien gobernó de 2002 a 2010 y ahora es senador.

El oficial retirado relató que la información de esos supuestos nexos entre el ganadero y el grupo armado la conoció en 1993, cuando fue designado comandante de la Policía Nacional en el municipio de Yarumal, en Antioquia.

Meneses dijo que oficiales de la Policía le dijeron a su llegada a Yarumal que en esa región operaba un grupo "de limpieza social" que era liderado por el hermano del ex mandatario y ahora máximo líder del partido opositor de derecha radical Centro Democrático.

"Santiago Uribe era una cabeza (de ese grupo) y el ex presidente Uribe sabía de los nexos de su hermano", dijo Meneses en 2014 al ingresar a la Fiscalía para hacer una declaración.

Además, el narcotraficante Juan Carlos Sierra, conocido con el alias de "El Tuso" y extraditado por Colombia a Estados Unidos, acusó en 2011 a Santiago Uribe de estar relacionado con negocios de drogas.

El ex presidente Uribe, que también ha sido acusado de haber tenido nexos con paramilitares, asegura que las denuncias en su contra y las investigaciones por diversos delitos contra familiares y allegados son "una persecución política".

Salvatore Mancuso, quien fuera el máximo jefe de las bandas armadas de ultraderecha que se desmovilizaron entre 2003 y 2006, ha asegurado que su organización apoyó y financió la primera campaña presidencial de Uribe.

El jefe paramilitar, que había llegado a un acuerdo con el Gobierno de Uribe para su desmovilización, fue extraditado en ese entonces a Estados Unidos bajo cargos relacionados con narcotráfico.

En una entrevista que concedió a mediados de 2013 desde la cárcel a la cadena radial Caracol, Mancuso dijo que su extradición obedeció a una estrategia para silenciarlo cuando comenzó a hacer comentarios comprometedores para Uribe y algunos de sus allegados.

Un primo del ex jefe de Estado, Mario Uribe, que fue presidente del Senado, fue condenado por la Corte Suprema de Justicia en 2011 a siete años y medio de prisión por haber tenido nexos con los grupos paramilitares.

El político quedó en libertad condicional tras purgar las tres quintas partes de su condena.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario