CARACAS.-La Asamblea Constituyente de Venezuela, que se atribuye un carácter plenipotenciario, aprobó este martes un decreto que obliga a los otros poderes constituidos a reconocerla y colaborar con sus decisiones.

El primer vicepresidente de la Constituyente, Aristóbulo Istúriz, dijo que el decreto fija una serie de normas que permitirán la "convivencia y relación de manera armónica" con los distintos poderes y advirtió que se someterá a la ley a los poderes que se nieguen a cooperar.

Al presentar un balance de los decretos aprobados en la segunda sesión de la Constituyente, Istúriz señaló que la Asamblea Nacional (Parlamento), dominada por una mayoría opositora, sigue en desacato, de acuerdoa las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que si se niega a cooperar ahora será "sometida" a la ley.

El decreto plantea una "convivencia armoniosa entre los poderes constituidos y el poder constituyente", un día después que la Asamblea Nacional aprobara una resolución que desconoce la legalidad del órgano impulsado por el presidente Nicolás Maduro y elegido con polémica el 30 de julio.

La presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, dijo que de acuerdo a la Constitución los poderes constituidos no podrán de forma alguna impedir las decisiones de la Constituyente.

"El poder constituido está subordinado a esta Asamblea Nacional Constituyente. Este es un decreto que refleja la buena voluntad de esta asamblea que tiene un mensaje muy claro de cordialidad, de convivencia y de entendimiento entre los venezolanos", aseveró.

Agregó que una vez que asumió la presidencia de la Constituyente se comunicó con el líder de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, para explicarle "la necesidad de la convivencia". Agregó que su respuesta fue que no van a cooperar.

La Constituyente es un órgano que se constituyó de manera fraudulenta tanto por su convacatoria, que no fue consultada al pueblo, como por la selección de los constituyentes en una elección cuyos resultados fueron puestos en duda por Smartmatic, la empresa encargada de las máquinas de votación y la totalización de los votos.

El Parlamento, elegido por 14 millones de venezolanos, aprobó un acuerdo indicando que desconocerá todas sus resoluciones.

Mientras, Istúriz señaló que la Asamblea Nacional está en desacato a las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que hoy la directiva advirtió que no colaborará con la Constituyente.

"Este decreto está destinado a establecer una serie de normas que permitan la convivencia y la relación armónica entre esta Constituyente, que es suprapoder, con los poderes constituidos. Esta es una Asamblea plenipotenciaria, por eso hay que establecer normas para relacionarse y este decreto las fija", aseveró.

Istúriz dijo que la Asamblea "se niega a convivir, a coexistir", pero advirtió que la Constitución la obliga a tener una relación armoniosa con el suprapoder.

Agregó que todos los poderes deben reconocer y acatar las decisiones de la Constituyente.

"Ninguno puede impedir las decisiones. Nosotros no estamos atropellando a nadie, estamos buscando una ambiente para coexistir", señaló.

Indicó que las leyes determinan las acciones que puede tomar la Constituyente con otros poderes que se nieguen a cooperar.

FUENTE: Con información de dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario