CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las deportaciones que se esperan por una política migratoria más dura en Estados Unidos, México anunció este viernes que empezará a emitir en sus consulados actas de nacimiento a niños nacidos en su territorio que nunca fueron registrados.

"Nuestros connacionales tendrán ahora garantizado el derecho a la identidad", informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de México en un comunicado.

En muchas comunidades indígenas o rurales de México, que tienen también altos índices de emigración, los niños no son registrados al nacer por barreras administrativas, geográficas, económicas o culturales. Al carecer de una identidad, tampoco cuentan con documentos mexicanos.

Según el informe "Derecho a la identidad" (1999-2009), de Unicef México, una cuarta parte de los niños nacidos en unos 30 municipios rezagados del país, en especial en Oaxaca y Chiapas, carecen de una identidad legal.

"A pesar de los altos grados de cobertura oportuna que presentan la mayoría de los municipios de México, existen todavía 31 municipios (22 rurales, tres urbanos y seis mixtos) que registran un grado de cobertura 'muy bajo', es decir, que menos del 25 por ciento de los nacimientos ocurridos en un año se registran oportunamente", señala el informe.

La nueva normativa permitirá que los niños mexicanos puedan tramitar también otros documentos como matrículas consulares y pasaportes.

De esa manera, se reducirá "la vulnerabilidad a la que se enfrentan algunos migrantes, especialmente en Estados Unidos de América, donde se encuentra la mayoría de connacionales sin registro de nacimiento", indicó la cancillería.

Ante la posibilidad de que haya expulsiones masivas de inmigrantes ilegales de Estados Unidos, como anticipó el presidente Donald Trump, las autoridades mexicanas han dado pasos para dar mayor certeza a sus emigrados y facilitar el retorno, en caso de deportación. En Estados Unidos hay unos 5.8 millones de inmigrantes indocumentados.

Entre otras medidas, las autoridades mexicanas flexibilizaron los trámites para el reconocimiento de estudios y títulos académicos.

Muchos deportados se enfrentaban en México con el problema de no poder cumplir con los requisitos que se les exigían para integrarse al sistema escolar.

Uno de ellos era comprobar el nivel de estudios previos con documentos traducidos y apostillados en el país donde habían estudiado, algo que era imposible de lograr para los migrantes expulsados.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las sanciones de EEUU a funcionarios venezolanos ayudan a solucionar la crisis en Venezuela?

Las Más Leídas