VIENA.- El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, consideró este viernes que la política hacia la isla del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, significa un retroceso en las relaciones bilaterales.

"La política del presidente Trump es un retroceso en todo lo que se venía avanzando entre ambos países", afirmó Rodríguez en rueda de prensa desde un hotel de Viena.

El jefe de la diplomacia cubana consideró que las medidas "tendrán un impacto en las relaciones no solo de Estados Unidos con Cuba, sino con el resto de Latinoamérica".

Rodríguez hizo un llamado a mantener el diálogo "sobre la base de la igualdad y el respeto absoluto a nuestra independencia y soberanía".

"Se demostró en los últimos años que Cuba y Estados Unidos pueden convivir pacíficamente", destacó Rodríguez quien alertó que "Cuba no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos como no lo ha hecho jamás".

Embed

Por otra parte, el canciller señaló que Cuba no extraditará a Estados Unidos a ciudadanos reclamados por la Justicia de ese país, que "carece de base política y legal para reclamarlos".

"En uso de la ley nacional, el derecho internacional y la tradición latinoamericana, Cuba ha concedido asilo político o refugio a luchadores por los derechos civiles de EEUU Por supuesto que estas personas no serán retornadas" a ese país, que "carece de base legal, política y moral para reclamarlos", espetó Rodríguez.

Afirmó que ciudadanos estadounidenses que cometieron delitos en Cuba, como el secuestro de aeronaves, fueron sancionados por tribunales cubanos y cumplieron largas penas de privación de libertad en la isla.

El pasado viernes, Trump anunció que restringirá los viajes a la isla de los ciudadanos estadounidenses y prohibirá a las compañías de Estados Unidos hacer negocios con empresas en manos de las Fuerzas Armadas.

Cuba alertó que las nuevas medidas perjudicarán fundamentalmente a los ciudadanos y empresas de Estados Unidos y Rodríguez señaló que esperarán a que Estados Unidos publique las nuevas regulaciones para que el Gobierno cubano tome sus propias medidas.

"Como en el pasado, las medidas no cumplirán los objetivos", alertó Rodríguez, sino que según su criterio "restringirán las libertades de los ciudadanos estadounidenses".

Rodríguez consideró que la política de deshielo impulsada por Barack Obama demostró que ambos países "pueden cooperar y convivir civilizadamente".

"Cuba no realizará concesiones ni negociará sus principios", afirmó el jefe de la diplomacia cubana. "Jamás negociaremos bajo amenazas", señaló.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario