Basureros, escombros, troncos, ramas secas y putrefacción continúan en muchos barrios de La Habana más de una semana después del huracán Irma. Comunales, encargada de la recogida de los desechos, no ha podido afrontar la actual crisis en la ciudad.

"El Ejército (FAR) nos ha estado apoyando con mano de obra, principalmente en municipios periféricos. Pero lo que más nos golpea es la falta de recursos que por años ha tenido la empresa", dijo bajo condición de anonimato un empleado de Comunales.

"No tenemos suficientes camiones, contamos con pocos buldóceres para recoger la basura. Solamente con mano de obra no podemos resolver este problema", continuó.

"Ahora solo estamos recogiendo en las calzadas y avenidas, con camiones de apoyo de Artemisa y Mayabeque, y de empresas como el MINCONS (Ministerio de la Construcción). Las labores de recogida aún van por zonas principales. Si tuviéramos los recursos, otro gallo cantaría", aseveró.

"La Empresa Provincial siempre ha pasado trabajo para mantener la recogida diaria. Luego del azote de Irma, todo ha sido un gran caos. Muchos mandando desde arriba y sin una coordinación clara", se quejó.

"No estamos preparados para períodos de crisis", dijo otro empleado.

Los desechos están siendo recogidos principalmente en calzadas por trabajadores de Comunales y efectivos de las FAR, en coordinación con la Policía, que controla el tráfico vehicular.

"Estamos 'pinchando' (trabajando) todo el día (más de12 horas) y casi no avanzamos. No hay camiones ni palas recogedoras (buldócer de recogida), mientras que la basura sigue creciendo y creciendo", dijo El Chiqui, trabajador de Comunales en el extenso municipio de Arroyo Naranjo, uno de los afectados por la abundancia de basura.

"Todavía no toca recoger por el 'gao'. Ahora estamos en el Cerro y seguro que nos demoramos aquí unos días", añadió El Chiqui, quien tiene un gran basurero frente a su propia casa.

Según un funcionario, la dirección de Comunales ha estado priorizando las llamadas "zonas especiales". Estas son Vedado, Plaza, Miramar y Playa, entre otras, donde reside la mayoría de la nomenclatura cubana.

Por otra parte, la empresa no cuenta con recursos para los trabajadores.

"Aquí no dan nada. No hay ni guantes, las palas están rotas, no dan botas desde hace más de un año y no recuerdo cuando fue la última vez que dieron aseo personal. Ahora, con esta candela, es peor, exigen mucho y no dan nada", comentó un trabajador que lleva 12 años en Comunales.

Como es lógico, los desechos acumulados propician el incremento de los ratones y otras plagas en la ciudad.

"Si continúan estos basureros se pueden producir brotes de epidemias. Los vertederos tienen desechos podridos. También se está incrementando la presencia de roedores", expresó una especialista de epidemiologia de Arroyo Naranjo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas