REFORMAS

Cuba asegura que tiene cerca de 13.000 negocios privados 

La apertura a la iniciativa privada no ha conseguido impulsar la recuperación de la economía cubana, sumida en una crisis crónica desde los años 90

  • Imagen

La iniciativa privada cuenta asimismo con 12.988 negocios, sobre todo en el sector de la gastronomía, según las cifras ofrecidas por el Gobierno de la isla. (EFE)

Cuba tiene en tanto casi 13.000 negocios particulares y se acerca a la cifra del medio millón de trabajadores en la iniciativa privada, según cifras que difundió hoy el gobierno de La Habana. Más de 467.000 personas "se han acogido al trabajo por cuenta propia", citó la agencia Prensa Latina al vicepresidente Marino Murillo en su intervención de hoy ante el Parlamento de la isla.

La iniciativa privada cuenta asimismo con 12.988 negocios, sobre todo en el sector de la gastronomía, según las cifras ofrecidas por Murillo, que lidera la comisión a cargo de las reformas de mercado que Cuba realiza desde hace varios años.

También en la agricultura predomina la iniciativa privada. De los 6,3 millones de hectáreas en uso, más de cuatro millones están controladas "por "fórmulas no estatales", según el vocabulario oficial, mientras sólo un millón es gestionada por el Estado. Casi un millón y medio de hectáreas (1,046.000) de tierra permanecen ociosas, agregó Prensa Latina.

El gobierno de Raúl Castro realiza en los últimos años una serie de paulatinas reformas de mercado para intentar reflotar la maltrecha economía de la isla, tras décadas de monopolio estatal. Como parte de las medidas, las autoridades han entregado tierras ociosas para su explotación "en usufructo" por parte de particulares y han abierto 201 oficios a la iniciativa privada.

El gobierno anunció en 2010 su intención de reducir progresivamente medio millón de empleos en el ineficiente sector estatal. Se estima sin embargo que muchos de los "cuentapropistas" siguen trabajando en el sector estatal en una forma de "pluriempleo", o que son jubilados que buscan mejorar sus ingresos. La apertura al llamado "cuentapropismo" ha hecho florecer en ciudades como La Habana restaurantes particulares, barberías o viviendas de alquiler para turistas.

Los antiguos pequeños negocios particulares fueron nacionalizados a finales de los 60 durante la llamada "ofensiva revolucionaria" en la isla. La reforma, sin embargo, beneficia sólo a trabajadores de menor cualificación y excluye la iniciativa privada para médicos y otros profesionales.

La apertura a la iniciativa privada no ha conseguido tampoco impulsar la recuperación de la economía cubana, sumida en una crisis crónica desde los años 90, cuando la desaparición de la Unión Soviética y el bloque socialista puso a la isla al borde del colapso.

Voces de la disidencia critican que las normas para la iniciativa privada sólo permiten la creación de "empresas bonsai", a las que se les impide crecer bajo un estricto control estatal.

Cuba aprobó a finales de marzo una nueva ley de inversión extranjera con la que busca impulsar la llegada de capitales a la isla. El gobierno rebajó recientemente sus previsiones de crecimiento para 2014 de Cuba de un 2,2 previsto inicialmente al 1,4 por ciento, debido a una "desaceleración superior a la esperada" de la economía.

La isla celebró hoy su segundo pleno parlamentario del año después de la sesión extraordinaria en la que aprobaron la nueva ley de inversiones en marzo. El pleno, el primero de los dos que se celebran de forma regular en la mayor de las Antillas, estuvo centrado en asuntos económicos y de presupuesto.