RÍO DE JANEIRO.- La economía brasileña se contrajo 2,9 % en el tercer trimestre de este año frente al mismo período de 2015, resultado que ahondó la grave recesión que el país vive desde el año pasado, informó hoy el Gobierno.

La mayor economía de Sudamérica acumuló en los nueve primeros meses de 2016 una caída del 4,0 % en comparación con el mismo período de 2015, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Pese a que la caída acumulada en nueve meses se ubicó por debajo de la medida hasta el primer semestre (-4,5 %) y hasta el primer trimestre (-5,4 %), se trata del peor resultado para el período enero-septiembre desde que el indicador comenzó a ser medido con los actuales criterios, en 1996.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil retrocedió un 3,8 % el año pasado, su peor resultado en 25 años, y puede caer un 3,4 % en 2016 según las últimas proyecciones, con lo que encadenará dos años seguidos de crecimiento negativo por primera vez desde 1930.

La caída del PIB este año puede ser mayor que la proyectada hasta ahora si se tiene en cuenta que, según los datos divulgados este miércoles, la retracción en los últimos doce meses hasta septiembre fue del 4,4 % frente al período entre octubre de 2014 y septiembre de 2015.

La retracción en el tercer trimestre frente al mismo período del año pasado (-2,9 %) fue la décima consecutiva en esta comparación, aunque la caída fue inferior a las de los trimestres anteriores. La economía brasileña se contrajo un 3,6 % en el segundo trimestre de este año, un 5,4 % en el primero y un 5,8 % en el último del año pasado.

En la comparación con el trimestre inmediatamente anterior, la economía brasileña se retrajo un 0,8 % en el tercer trimestre frente al segundo, su séptima caída consecutiva y una variación negativa superior a la que el país venía registrando.

La economía cayó un 1,6 % en el tercer trimestre del año pasado frente al segundo, un 1,1 % en el cuarto trimestre de 2015, un 0,5 % en los tres primeros meses de 2016 y un 0,4 % en el segundo trimestre.

Según los datos divulgados este miércoles, la fuerte retracción económica acumulada en los nueve primeros meses de este año fue provocada principalmente por el mal resultado del sector agropecuario, que era uno de los mayores motores de la economía brasileña.

La producción agropecuaria se retrajo un 6,9 % en los tres primeros trimestres del año frente al mismo período de 2015, mientras que la de la industria retrocedió un 4,3 % y la del sector servicios un 2,8 %.

La caída de la producción agropecuaria fue provocada por el encogimiento de la cosecha de importantes productos brasileños, como maíz (-25,5 %), algodón (-16,9 %), naranja (-4,7 %) y caña de azúcar (-2 %). Brasil es uno de los mayores productores mundiales de azúcar y de jugo de naranja, así como uno de los mayores cosechadores de maíz, el producto más cultivado en el país después de la soja.

Para el mal resultado en los nueve primeros meses del año también contribuyó la fuerte caída de la inversión, del 11,6 %, así como la caída de las importaciones (-13,1 %), pero principalmente la reducción del consumo de los brasileños (-4,7 %).

El consumo interno fue el principal motor de la economía brasileña hasta 2014 gracias a la reducción de la pobreza, el aumento del empleo y de la renta y el crecimiento del crédito.

Pero la actual recesión ha provocado un fuerte crecimiento del desempleo, que subió hasta el 11,8 % de la población activa en octubre (doce millones de personas), una aceleración de la inflación, que el año pasado fue la mayor en trece años, y el encarecimiento del crédito.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas