CARACAS.- La grave crisis económica en la que se encuentra sumida Venezuela tocará picos históricos una vez finalice el año 2016. La drástica subida en la cotización del dólar paralelo en las últimas semanas ha hecho que los expertos en materia de números vislumbren un futuro de “hambruna” para el país suramericano.

El sitio referente del llamado "dólar negro", la web dolartoday.com, fijó este lunes una disparada cifra de la divisa, al superar la barrera de los Bs 3.000 bolívares y ubicarse en Bs 3480 por dólar, lo que representa un aumento de 59 por ciento durante la última semana.

Queda atrás la teoría del gobierno de Nicolás Maduro, quien a finales de mayo había asegurado que estaban “ganando la batalla” contra la divisa negra, que se mantuvo casi estable en Bs 1.000 por unidad.

Maduro había asegurado que desde Cúcuta “están atacando la moneda” por orden de Washington, con el portal Dólar Today, no obstante, economistas consultados por Diario Las Américas difieren sobre ello, argumentando que el valor del dólar paralelo, si bien afecta el bolsillo del venezolano, es consecuencia de las acciones tomadas por el gobierno socialista en materia económica.

“Tiene un impacto muy fuerte en el poder adquisitivo de los venezolanos, y allí influyen las expectativas para el año 2017. El financiamiento del Banco Central de Venezuela (BCV) a PDVSA, el cual asciende a 349.787 millones de dólares (32 veces las reservas internacionales) y la inyección de liquidez sin respaldo en el mercado; todo eso generará mayor inflación y esta volatilidad descontrolada en el paralelo”, analiza Jesús Casique, economista y director de la firma Capital Market Finance.

La economía de Venezuela, que desde el año 2014 exhibe no sólo la inflación más alta de su historia, sino la más elevada del planeta (sin publicación de cifras oficiales), ahoga cada vez más al venezolano.

“En un periodo de 60 días (2meses) ha subido 242% como jamás antes había subido. Es una burbuja sin lugar a dudas. No hay explicación en la económica real ni en la monetaria, solo en la de mafia. No hay explicación monetaria porque la liquidez ha aumentado muy poco, no hay real porque las mercancías no se vendían ya a 1200 el dólar, y ahora a 3400 bolívares por dólar jamás se venderán. Si no se puede explicar por el lado de la demanda, se tiene que explicar por el de la oferta”, explica Ángel García Banchs, director de la firma Econométrica.

Unificación, entre las soluciones

En Venezuela actualmente se encuentran trabajando dos sistemas cambiarios, uno “protegido” por el gobierno, para alimentos y medicinas (Dipro) y el otro flotante (Dicom) para todas las transacciones no incluidas bajo el tipo de cambio protegido. Tal estructura es criticada por los especialistas, quienes creen que la unificación es el primer gran paso importante para combatir la inflación.

“Es mafia, quiere decir que quienes tienen el dólar lo secuestran a 10 Bs. (dolar preferencial para alimentos y medicinas) y se hacen multimillonarios. Una unificación serviría para que los dólares no se regalen sino que se vendan a todos por igual. Es un problema de secuestro de la oferta, de la oferta de dólares”, comenta García Banchs al referirse al actual sistema.

“La solución la tiene el gobierno en sus manos. Hay que unificar el sistema cambiario, es la conclusión que llegamos todos los economistas, pero el gobierno ha tomado ninguna decisión al respecto”, sostiene por otra parte Casique, quien señala además que pese a la grave crisis económica, en Venezuela no se puede comprobar si existe una hiperinflación.

“No se puede determinar si existe una hiperinflación según la teoría económica, pero también es muy difícil determinar los niveles de inflación en Venezuela porque BCV no muestra cifras. A nivel general se desconoce los niveles de inflación, solo se tiene un aproximado para este año en un 550%”, expresó el también profesor de Economía.

García Banchs respalda la opinión de su homólogo en cuanto la hiperinflación, y para ello hace una comparación con el aumento de sueldo del venezolano.

“No es un problema de hiperinflación porque no tiene fundamentos. Si los salarios se aumentan 50% por mes, se puede decir que podría darse eso, pero eso no está ocurriendo. Acá los aumentos son trimestrales prácticamente”.

Hambre y pobreza

La marcha consecuente y disparada del dólar paralelo augura un futuro de poco poder adquisitivo para los venezolanos.

“Todo subirá desbocadamente y no se venderá nada. Las ventas se irán al piso. Hay un doble problema. No existirá el demandante y el que oferte no tendrá como vender. Los comerciantes no sabrán que precios colocarle a los productos, no querrán ni venderlos”, sostiene García Banchs, quien cree que esto desatará una “parálisis total del sector transable”.

“Solamente el sector de alimentos se moverá, la gente comerá menos. La gente comerá más de la basura. Las personas de sectores medios (clase media). Ya se ve pero será mucho mayor. Será hambruna”, dice García Banchs.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas