QUITO.- El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, cuestionó hoy los acercamientos del mandatario Lenín Moreno con líderes de la oposición, a los que acusó de corruptos, mientras a su vez él mismo está acusado de haber recibido sobornos de la constructora Odebrecht.

También el expresidente Rafael Correa amenazó con separarse del movimiento oficialista Alianza País (AP), si el Gobierno continúa con el acercamiento a los grupos políticos opositores.

“Esta corrupción institucionalizada no la puede aceptar AP. Si AP calla ante esto, es mejor que desaparezca, o, los que no toleramos el cinismo separarnos y hacer un nuevo movimiento”, dijo el exgobernante desde Bélgica, donde reside.

Embed

Glas aseguró que "se está orquestando el retorno del viejo país a través del reparto, del tongo". "Se construye un escenario propicio para la corrupción institucionalizada”, advirtió Glas, en referencia a una supuesta entrega de instituciones del sector eléctrico al partido populista del dirigente Abdalá Bucaram, lo que no ha sido comprobado.

“Una cosa es que ocurran casos de corrupción en un gobierno. Otra, muy distinta, es crear las condiciones para que un gobierno entero sea corrupto”, afirmó.

Sin bien Moreno declinó en un acto público comentar las declaraciones de su vice, adelantó que “tomará decisiones”.

Moreno ha recibido en su despacho, entre otros, al líder de la derecha ecuatoriana, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot; a los excandidatos presidenciales Cynthia Viteri y Abdalá Bucaram (hijo) y al socialdemócrata Paco Moncayo.

Pero el mismo Glas está acusado de recibir sobornos de la constructora Odebrecht a cambio de contratos, aunque asegura que no hay pruebas en su contra.

“A mí no me van a callar. Podrán perseguirme, fraguar informes de contraloría, pedir juicios políticos, querer llevarme a la cárcel sin ninguna prueba”, consideró.

El diario brasileño “O Globo” publicó el martes unas conversaciones entre el excontralor de Ecuador Carlos Pólit y José Conceição de Odebrecht, en donde se involucra al segundo mandatario ecuatoriano en la recepción de sobornos de la constructora brasileña.

En las investigaciones que lleva adelante la Fiscalía de Ecuador, están involucrados seis funcionarios, incluyendo a Ricardo Rivera, tío del vicepresidente.

Las investigaciones locales apuntan a descubrir el destino de 33,5 millones de dólares que supuestamente entregó Odebrecht a funcionarios ecuatorianos a cambio de favorecerle en los trámites de adjudicación de contratos de obras públicas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario