Comienzo mi columna copiando el texto del tercer bloque de preguntas que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y todo el liderazgo opositor colocó en la boleta que elaboraron para el plebiscito que se realizó el pasado 16 de julio y que más de 7 millones de ciudadanos respondimos afirmativamente. Allí dice: ¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución, así como la realización de elecciones y la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional?

Lo copio para señalar con propiedad que lo primero que en ese bloque se nos preguntó es si estábamos de acuerdo con la renovación de los Poderes Públicos, y esto por supuesto se refiere tanto al Consejo Nacional Electoral (CNE) como al resto de dichos Poderes. Y volviéndolo a resaltar, sustento mi rechazo a la convocatoria a elecciones que hacen políticos cuyo irrespeto al ciudadano es manifiesto dado que no se renovó ese CNE.

Busco dejar claro que Henry Ramos Allup, Julio Borges y por supuesto los archi conocidos colaboracionistas Henri Falcón, Manuel Rosales y su pandilla y algunos de Voluntad Popular que nos muestran que allí también campea la incoherencia y como los ya nombrados están decididos a burlarse de los ciudadanos al participar en unas elecciones con un árbitro electoral fraudulento y en un Narcoestado repudiado por casi todos los países democráticos del mundo.

Evidentemente el juego de estos llamados líderes es de una indignidad total. Tratan de imponer elecciones justo cuando se han activado importantes sanciones internacionales contra el régimen de Maduro y -también como objetivo colateral- hacer que esa rabia ciudadana se traduzca en el abandono de las calles, en el final de las protestas y manifestaciones que es sin dudas lo que más conviene a la narcotiranía, porque ha sido esa presencia viva, valiente, indoblegable la que efectivamente la ha tambaleado.

Este trabajo de zapa, esta maniobra desleal despide un tufo espantoso y deja claro que a esos “Electoreros” no les importa el asesinato por parte de la guardia nacional y las bandas armadas del régimen de más de 130 venezolanos en su mayoría muy jóvenes y todos armados solo con el coraje y el deseo de libertad, liquidados en tan solo 127 días del nuevo despertar de la ira de una ciudadanía empobrecida, amenazada, irrespetada. Una ciudadanía a la que ya será muy difícil que politicastros cebados en el menosprecio y la arrogancia vuelvan a engañar, por eso –y aunque sea doloroso verlo- este pasado viernes el convocante Freddy Guevara tuvo que enfrentarse a la merma de manifestantes… Y esa merma obedece a algo tan elemental como es ver -por ejemplo- que aunque votamos por Antonio Ledezma o por Henrique Capriles hoy están, uno preso y el otro inhabilitado pero para complacer a esta caterva de farsantes debemos ir a votar en tiranía y decir que es chévere, que es “Maravilloso” que eligiéramos a Ledezma Alcalde Metropolitano de Caracas pero realmente a quien nos impusieron fue a Miss Guaire como Jefe de Gobierno del Distrito Capital.

Y sigo: Los que votaron y eligieron a Daniel Ceballos pueden decirme dónde está él hoy... Y los que lo hicieron por Alfredo Ramos, lo eligieron alcalde y ahora lo ven encarcelado, saldrán como borregos a legitimar a Maduro y a convencer a tipos como Ramos Allup que nada pasa con ridiculizar al ciudadano y patear con actos a esos alcaldes, a esos diputados presos, a esos diputados de Amazonas que sacaron de la Asamblea Nacional porque el ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia ordenó desincorporarlos. Que votar en tiranía es chévere, porque eliges a un Poder legislativo mayoritariamente opositor y entonces Maduro y sus secuaces siguiendo las órdenes de la tiranía cubana, lo desconoce y le impone una constituyente que abochorna y enerva. Que el SÍ a un Gobierno de Unidad Nacional les importó nada…

Que aplaudamos que Ramón José Medina, que siendo directivo de la MUD fungía también como promotor de turismo e inversiones en la Cuba castrista, la que invade Venezuela y la saquea sin pudor, tenga la desfachatez de decirle al honorable expresidente colombiano Andrés Pastrana, amigo incondicional de los demócratas venezolanos y que ha alertado sobre la inconveniencia de elecciones en tiranía: “Quédese tranquilo presidente no se meta en camisa de once varas. No le corresponde a Ud. dar directrices a la MUD”

Por todo y más a ellos les recuerdo que nosotros los ciudadanos venezolanos salimos por conciencia, no porque ningún politiquero nos arree.

ebruzual@gmail.com / @eleonorabruzual / www.gentiuno.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario