MIAMI.- Ahora, sin conflicto armado con las FARC, tras el muy esperado acuerdo de paz y la entrega de armas por parte del ejército insurgente, el Gobierno colombiano espera eliminar "para siempre" los cultivos de coca.

Así lo manifestó el vicepresidente del país sudamericano, Óscar Naranjo, al responder a las versiones de prensa sobre un posible aumento de los cultivos ilegales en el país, según reportó la agencia de noticias EFE.

De esta manera, Naranjo declaró a periodistas que el Gobierno colombiano reconoce que tiene un problema, lo visibiliza y "actúa con toda contundencia".

"No vamos a pelear con las cifras, nosotros vamos a enfrentar a los narcotraficantes", agregó el vicepresidente colombiano durante la apertura de la cumbre de países miembros de Interpol, que se lleva a cabo en Bogotá.

Y adelantó que su vicepresidencia “ entra a coordinar, articular y a supervisar la ejecución de la meta que el señor Presidente (José Manuel Santos) nos ha puesto para que este año acumulemos 100.000 hectáreas (de plantas de coca) entre sustitución y erradicación".

Datos

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), los cultivos de coca en Colombia se duplicaron en los últimos dos años hasta alcanzar las 96.000 hectáreas en 2015, después de varios años a la baja.

Mientras que cifras de La Casa Blanca indican que los cultivos de coca en Colombia crecieron el año pasado un 18 % hasta alcanzar la cifra récord de 188.000 hectáreas sembradas, con una producción potencial de cocaína de 710 toneladas métricas.

El funcionario aseguró que para este año el Gobierno colombiano se ha propuesto la meta de "erradicar de manera forzosa 50.000 hectáreas y avanzar en la sustitución de otras 50.000 por vía de acuerdos voluntarios con las comunidades".

Consideró que de erradicar esas 100.000 hectáreas, "será fundamental no solamente para quebrar la tendencia del crecimiento que se registró durante los últimos dos años, sino para regresar realmente al mínimo histórico" que el país quiere alcanzar.

"Adicionalmente, comprometernos para que, ahora sin conflicto con las FARC, no estemos simplemente interviniendo hectáreas de cultivos expuestos a la resiembra, sino que estemos realmente eliminándolos para siempre", agregó, en alusión al acuerdo de paz alcanzado en noviembre del año pasado entre esa guerrilla y el Gobierno.

El Gobierno colombiano suspendió en mayo de 2015 las fumigaciones aéreas de cultivos de coca con glifosato, un potente herbicida químico utilizado para erradicar los cultivos ilícitos, tras un fallo de la Corte Constitucional que ordenó hacer seguimiento a los posibles efectos que la aspersión de ese herbicida pueda tener sobre la salud humana.

Interpol América

Más de 200 delegados participan en la reunión extraordinaria de jefes de oficinas centrales nacionales de las Américas de Interpol, que se celebra en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander y a la que acuden, entre otros, altos cargos de Argentina, Canadá y Estados Unidos.

El director de la Policía de Colombia, general Jorge Nieto, anfitrión de la cita, indicó que uno de los "grandes avances" que esperan concretar "será la creación del Centro Internacional de Entrenamiento y Capacitación Policial para las Américas".

Ese espacio "permitirá fortalecer los conocimientos y habilidades relacionadas con doctrina organizacional, metodología investigativa y de análisis, seguridad de la información, bases de datos y servicios integrados de Interpol", añadió Nieto, citado en un comunicado.

Entre los asistentes destacan el jefe de la Policía Federal Argentina (PFA), Néstor Roncaglia; el comandante regional y miembro Real de la Policía Montada de Canadá, Todd Shean; y la subprocuradora general adjunta y fiscal del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Jolene Ann Lauria.

Al encuentro también asisten 45 jefes de oficinas centrales nacionales, 10 funcionarios de la secretaría general, 72 representantes de Interpol en Bogotá y 12 expositores, agregó la Policía en un comunicado.

Durante el encuentro, los participantes analizan el desempeño de las oficinas nacionales, la implementación de la estrategia de la institución para las Américas, así como el establecimiento de proyectos para combatir el crimen organizado transnacional y las líneas para mejorar la cooperación policial.

Según la Policía colombiana, la estrategia de Interpol, la mayor organización de policía internacional integrada por 190 países, incluye entre sus prioridades la ampliación de la red mundial de comunicación policial y ayudar a crear en los países sus bases de datos.

Además, fortalecer las iniciativas de capacitación en la región y asistir a los países que integran esta organización en la detección de delitos y la identificación de delincuentes, agregó el comunicado.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario