El régimen cubano se niega a negociar con el Gobierno de EEUU "bajo presión o amenaza", afirmó este lunes en Viena el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, quien aseguró además que la isla "ha concedido asilo político o refugio" a quienes consideró "luchadores por los derechos civiles" y no los retornará al país del norte.

Rodríguez Parrilla respondía así al cambio de política anunciado el pasado viernes en Miami por el presidente Donald Trump, momento en el que reclamó la extradición de la prófuga estadounidense Joanne Chesimard, líder del Black Liberation Army, quien fuera condenada en 1977 por ocho cargos de asesinato, robo y agresión, según recuerda Diario de Cuba.

"Como establece la Constitución de la República de Cuba, jamás negociaremos bajo presión o amenaza", dijo Rodríguez en conferencia de prensa. El ministro subrayó que La Habana tampoco "realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia".

Los fugitivos de la justicia estadounidense "no serán retornadas a los EEUU", un país que, a juicio del canciller cubano, "carece de base legal, política y moral para reclamarlos".

Bruno Rodríguez dijo, sin embargo, que 12 ciudadanos estadounidenses que cometieron delitos en Cuba y fueron sancionados a prisión, han sido retornados a EEUU, una decisión que atribuyó a la "buena voluntad del Gobierno cubano".

Para el canciller, el presidente Trump, "nuevamente mal asesorado", al definir la nueva política hacia la isla tomó decisiones que solo benefician a intereses mezquinos y a un puñado de políticos". Rodríguez consideró "infantil" creer que la nueva política "pueda separar al pueblo de las Fuerzas Armadas (FAR) y del Ministerio del Interior".

Catalogó como "descaro" la actitud de Trump de rodearse de los que volvió a llamar "terroristas", en referencia a quienes asistieron a la ceremonia en Miami, descrita por el canciller como un "grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría".

"Protesto ante el Gobierno de EEUU por este descaro y lo emplazo a confirmar o desmentir si estos terroristas que he mencionado estuvieron al lado o no del presidente Trump", dijo.

"Es una ofensa que nuestro pueblo no podrá olvidar", agregó. "Fue indignante" ver al "público anexionista y plattista como coreaba USA USA", criticó.

El mandatario estadounidense firmó la cancelación de "los pactos de la Administración de su antecesor, Barack Obama, en un acto en el Teatro Manuel Artime, de Miami, que lleva el nombre de un integrante de la Brigada 2506.

Asistieron los exprisioneros políticos Jorge Luis García Pérez (Antúnez), Ángel de Fana y Ángel Moya, los opositores Antonio Rodiles y Ailer González, residentes en la Isla, y Rosa María Payá, promotora de la iniciativa Cuba Decide, entre otros.

"Sin dudas la política del presidente Trump marca un retroceso en las relaciones bilaterales", añadió el canciller cubano, y anticipó que afectará la política exterior de Washington en general.

Rodríguez insistió en que este viraje provocará "daños y sufrimientos" al pueblo cubano, "daños económicos" a las empresas estatales y al naciente sector privado que se desarrolla bajo las tímidas reformas económicas, pero auguró que "no cumplirá los objetivos proclamados".

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas