Especial

SAN JOSÉ.- Al menos tres personas han fallecido trágicamente producto de las lluvias, dos de ellos una pareja de nicaragüenses que esta madrugada quedaron soterrados dentro de un rancho del lata, en Llano Grande de Cartago, al sur de San José, según la televisión local.

La mujer nicaragüense tenía 23 años y el hombre 21 años, pero sus nombres no han sido suministrados por las autoridades. Una tercer víctima, también joven, sobrevivió al terraplén al quedar encerrado entre unas latas, dado que dormía en la parte de arriba de un catre, de acuerdo con Telenoticias de Canal 7.

Los cuerpos fueron ubicados por perros adiestrados, según el Cuerpo de Bomberos. De momento está en custodia de la Fuerza Pública, a la espera de que el Organismo de Investigación Judicial haga el proceso de levantamiento de cuerpos y sean luego trasladados a la morgue, donde le aplicarán la respectiva autopsia.

Los tres laboraban en actividades agrícolas, precisamente en el cultivo de frutas y hortalizas. Un tercer fallecido, un costarricense identificado como Mauricio Madrigal Jiménez, falleció esta mañana al deslizarse y colisionar contra un montículo de tierra, mientras se dirigía en su moto hacia el trabajo.

El accidente ocurrió en Guayabo de Mora, en la Provincia de San José. Además, una niña quedó soterrada dentro de una vivienda por un montículo de tierra, en Tarrazú, sur de San José. El Cuerpo de Bomberos aún no confirma su fallecimiento.

Costa Rica se mantiene en emergencia nacional por los efectos de la tormenta tropical Nate, que nació como depresión tropical en el Caribe costarricense y que ya se ubica a la altura de Nicaragua.

Los servicios de emergencias del país han recibido 2.200 reportes de incidentes productos de las lluvias, tales como inundaciones, accidentes de tránsito, caída de árboles, terraplenes, ríos desbordados, puentes caídos y otros.

El presidente Luis Guillermo Solís, en reunión plena con las instituciones estatales de emergencia y socorro, declaró Estado de emergencia en todo el territorio nacional, que ya estaba bajo alerta roja en todas sus provincias exceptuando Limón.

Las clases fueron suspendidas en el país y el mandatario declaró asueto nacional para hoy y mañana.

La Comisión Nacional de Emergencias mantiene abierto 80 albergues en la país, donde hasta esta mañana habían refugiados más de 5 mil personas afectadas La cifra puede aumentar, según el director de la entidad, Iván Brenes.

Poblados del norte y sur del país se mantienen incomunicados. El Ministerio de Obras Públicas y Transportes tratará de habilitar vías cerradas por derrumbes o caída de árboles, para interconectarlos de nuevo.

El director del Instituto Metereológico Nacional (IMN), Juan Carlos Fallas, estimó que para este jueves las lluvias suban de intensidad, sobre todo en las zonas norte y sur, por lo tanto llamó a la población a estar alerta.

Al menos 23 vuelos entre nacionales e internacionales han sido suspendidos, debido al mal tiempo.

Organismos meteorológicos centroamericanos indicaron que este año cayó entre 25% y 50% más lluvia que el promedio para los meses de septiembre y octubre, los meses tradicionalmente más húmedos, en las zonas más golpeadas por los aguaceros.

El país más afectado por las víctimas mortales es Honduras donde la fuerza de las lluvias dejó 32 fallecidos, según la Comisión Permanente de Contingencias de ese país (Copeco), que declaró alerta verde en las comunidades aledañas al Río Ulúa (oeste).

Guatemala es otra de las naciones centroamericanas donde la furia de las precipitaciones dejó una estela destructora, con 26 muertos, 307.367 afectados, 6.237 evacuados y 1.409 albergados, de acuerdo con un balance de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

Las fuertes lluvias, además, dañaron unas 4.050 viviendas, 110 carreteras y destruyeron 14 puentes.

En El Salvador se reportaron seis muertos y también se mantiene una alerta verde a nivel nacional para la vigilancia de las lluvias desde el 28 de septiembre. En Panamá un deslizamiento de tierras que mató a seis personas en una comarca indígena.

La tormenta tropical Nate ya causó cinco muertes en Nicaragua. El fenómeno llega a este país después de dos semanas de lluvias constantes que han dejado el suelo saturado y los ríos crecidos.

Las autoridades han declarado la alerta para todo el país y han advertido sobre posibles inundaciones y deslizamientos. Las clases fueron suspendidas este jueves a nivel nacional.

La vicepresidenta Rosario Murillo dijo que dos mujeres y un hombre que trabajaban para el Ministerio de Salud fueron arrastrados por las aguas en la municipalidad de Juigalpa, en el centro del país, cuando realizaban labores de asistencia.

También murieron otros dos hombres: uno en Carazo, al sur de Managua, y otro en el río Coco cerca de la frontera con Honduras. El gobierno cerró varias escuelas a lo largo de la costa con el Caribe.

Según los pronósticos, la tormenta podría pasar sobre la punta de la península de Yucatán la noche del viernes antes de hacer tierra en la Costa del Golfo en Estados Unidos el domingo por la mañana.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas