QUITO.- Tres días, hasta el miércoles, serán necesarios para determinar si en Ecuador se va o no a una segunda vuelta electoral el 2 de abril.

El punto de inflexión fue este lunes, a las 10:30 am, cuando el presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Pablo Pozo, indicó el procedimiento a seguir, debido a que –según sus palabras– había inconsistencias que deben ser atendidas con prontitud antes de dar a conocer el resultado definitivo de la dupla presidencial ganadora o si van a una nueva vuelta.

El análisis político ha dado para todo en este país que mira al Pacífico. Es el caso de los votos en blanco y nulos que se eliminan de la totalización y para el cálculo final de los votos emitidos el CNE tomará solo los validados, por lo que los porcentajes para cada aspirante podrán disminuir.

Por ejemplo, Lenín Moreno (Alianza País) tiene 39,13% y Guillermo Lasso (Creo-Suma) 28,31%, sobre la base de 88,1% de las actas escrutadas y, además, grosso modo hay un porcentaje de votos en blanco y nulos de 10% que, una vez contabilizados y determinados por el CNE, serán eliminados (antes los sufragios en blanco se asignaban al ganador), por ello el cálculo nuevo será sobre la base de los votos validados, de un universo de asistentes al acto del 19 de febrero, de 9.349.364 (72.95%) de 12.816.698 de sufragantes registrados en el ente electoral ecuatoriano.

Al final los votos aceptados serán los referentes para actualizar los porcentajes de cada candidato y por ello se dice que el índice porcentual final bajará: 35% para Lenín y 25% Lasso, el candidato del oficialismo debe sacar 40% de los votos y una diferencia de 10 puntos porcentuales o más a su contrincante de Creo, por ello se habla de una elección cerrada no por empate de votos sino por el diferencial necesario para que Alianza País no vaya a la segunda vuelta.

En esa situación pueden pasar dos cosas: lograr la victoria como lo hizo el actual presidente, Rafael Correa, en 2013 cuando fue a una segunda vuelta y ganó o, por el contrario, Lasso gana, por una parte gracias a la unión de la oposición, por ejemplo Cynthia Viteri de la Social Democracia (16,32% de la preferencia del pueblo) ya aceptó apoyarlo a cambio de nada. Advierte que no hay interés en conformar Gobierno y con ella, en el papel, el porcentaje aumenta hasta 41,32%, pero el punto de inflexión pasa por la necesidad de que las bases de los partidos de oposición acepten lo que les indiquen sus líderes y que el candidato de Creo los convenza.

La situación para Moreno no es grave si él y el partido se mueven y logran cambiar apreciaciones en la Sierra y la Amazonía donde perdieron, pero es un mes (marzo) muy intenso para ambos grupos políticos. Nada está dicho y mucho que trabajar.

Panorama en la Asamblea

Para un sector de los analistas la Asamblea Nacional va a estar fraccionada, el Gobierno no va a tener una mayoría aplastante y por ello algunos diputados electos hablaban de que con una mayoría simple pueden destrabar las leyes que les interesen; sin embargo, una oposición cohesionada puede hacerle la vida de cuadritos al nuevo Gobierno, que tendría que buscar fórmulas para salir adelante.

Son en total 137 parlamentarios, dependiendo de cada provincia hay más asambleístas nacionales y en otros menos, pero el peso lo tendrán los que salieron elegidos por las regiones, en el caso de la Sierra y Amazonía son de la oposición, en su mayoría, y esa voz, la de las regiones, va a tener un peso en el nuevo mapa.

Diego Delgado, abogado, excandidato presidencial y analista político, cree que al final, con este silencio de tres días, el Gobierno va a lograr el porcentaje requerido para no ir a una segunda vuelta; no le cabe la menor duda, “el punto está en el padrón electoral, debido a que hay inconsistencia poblacional entre lo que registra el CNE como votantes y los datos del Instituto Nacional de estadísticas y Censo (INEC)".

“Este domingo hubo protestas por las irregularidades vistas como papeletas sin protección, retrasos en el proceso y las protestas frente al CNE, por ejemplo, en Quito y Guayaquil. Los medios han sido timoratos no han dicho todo lo que saben, tienen miedo de perder sus licencias de transmisión y en cuanto a los parlamentarios no tengo duda de que va a ser aplastante por parte del oficialismo”, indicó.

No espera sorpresas, cree que habrá fraude: “Ellos saben que no tienen respaldo social, los pitan, nadie los quiere, pero tienen el poder”.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas