LA PAZ.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, acompañado de su vicepresidente Álvaro García Linera, recorrió este lunes las montañas aledañas a la ciudad de La Paz en búsqueda de una laguna para una rápida provisión de agua a los habitantes de la capital política de Bolivia, afectados por una grave sequía.

La Paz sufre hace 15 días un corte de agua sin precedentes que desespera a los habitantes de 94 barrios de la zonas oeste y sur. La restricción se amplió el domingo al resto de la ciudad y El Alto.

El mandatario realizó en días pasados sobrevuelos en el helicóptero presidencial sobre las represas de agua de Incachaca y Hampaturi que están en la parte alta de La Paz.

Morales y su vicepresidente llegaron este lunes hasta la laguna de Palcoma, que está en la parte alta de la zona noroeste de La Paz. Ambos dialogaron con pobladores aymaras de esa región y trascendió que se habilitará con urgencia un trasvase que permita aumentar el caudal de una de las dos represas que ha perdido 94% de su capacidad.

La sequía obligó a Evo Morales a alterar su agenda, por lo que suspendió por ahora sus viajes diarios al resto del país para entregar obras estatales.

También ordenó conformar un "Gabinete del Agua", dirigido por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien comandó este lunes la distribución de agua en cisternas y en el vehículo antimotines "Neptuno", generalmente destinado a neutralizar con agua las protestas callejeras.

Los otros incorporados al "Gabinete del Agua" son los titulares de Medio Ambiente y Agua, Desarrollo Rural, Planificación, Economía, Defensa y Salud.

También se convocó a miembros de las fuerzas armadas para el reparto de agua y perforación de pozos en la zona sur de La Paz y en el altiplano de El Alto.

La desesperación de las autoridades por distribuir agua en los barrios paceños hizo que no se respeten protocolos de seguridad que aconsejan no usar cisternas de carburantes.

El presidente de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, guió un convoy de cisternas llevando agua en lugar de combustibles.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) y múltiples agencias de salud recomiendan que no se debe usar cisternas que han servido para transportar combustibles u otras sustancias tóxicas para llevar agua potable", recordó el experto en temas ambientales Oscar Campanini.

Agregó que "es realmente increíble que (las autoridades) sigan cometiendo grandes errores por la desesperación de abastecer agua a la gente. Solo en Bolivia se podrá ver al presidente de la empresa estatal petrolera repartiendo agua".

La sequía obligó a las autoridades de educación a anticipar la vacación escolar de fin de año en los departamentos de La Paz, Potosí y Chuquisaca, cuyos habitantes sufren una aguda sequía que es similar a la vivida en 1980, cuando el entonces joven agricultor Morales tuvo que migrar del altiplano de Oruro a la región cocalera del Chapare en el trópico del departamento de Cochabamba.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas