WASHINGTON.- Con miras a la próxima reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Organización de Estados Americanos, el próximo 31 de mayo, expertos en la capital norteamericana analizaron las posibilidades de ese encuentro en la búsqueda de soluciones consensuadas a la crisis que afecta a Venezuela.

Michael Shifter, presidente del Inter American Dialogue, un centro de estudios en la capital norteamericana que sigue muy de cerca la realidad regional, considera que hay un buen espacio para buscar una salida democrática a la situación de Venezuela tomando en cuenta que las realidades políticas, han cambiado en el continente.

“Podemos decir que hay un cambio en la región, donde se percibe más preocupación y decisión por lo que pasa en Venezuela, aunque no estoy seguro si los instrumentos- de la OEA- están ahí, porque hay que reconocer que son limitados, sin olvidar que el Caribe no está de acuerdo con los esfuerzos colectivos para ejercer más presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, para buscar una salida democrática- que pase por elecciones generales” dijo el experto a Diario Las Américas.

Shifter también considera, que es indudable que Estados Unidos ha estado muy comprometido para buscar una solución al caos político que vive Venezuela y su instrumento preferido ha sido aplicar sanciones en respuesta o en castigo, a los actos que considera antidemocráticos y que se han venido observado con creciente preocupación especialmente a raíz de las protestas encabezadas por la sociedad civil y que ya han causado varios muertos a manos de la Guardia Nacional.

“En cuanto a la reunión de Cancilleres, no espero que las expectativas deban estar puestas en un giro dramático de la situación, porque hay países que todavía se resisten”- señala Shifter al referirse a un grupo de países del Caribe que junto con Bolivia, Nicaragua y Ecuador han demostrado fidelidad, a toda prueba, al gobierno de Nicolás Maduro.

“El secretario general Luis Almagro, ha tenido una posición comprometida y ha sido el responsable de poner el tema de Venezuela en la palestra pública y eso ha sido positivo, aunque -destaca Shifter- algunos países hayan puesto especial énfasis, en que estos planteamientos deben ser acompañados de consultas previas”.

Para el experto, Almagro, ha sido un actor solitario, aunque tenga razón en sus planteamientos.

Por su parte, Erick Langer, profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, destacó el rol moral de la OEA, porque representa una reunión de países vecinos preocupados por un país hermano, “ahora el tema de las sanciones es otra cosa”.

“La guerra fría se acabó, lo cual representa una dificultad en términos de lograr los consensos necesarios, para implementar sanciones colectivas” considera Langer.

El académico consideró que la hegemonía de Estados Unidos en la OEA se acabó y que no puede imponer políticas.

“El Secretario General de la OEA no es un emisario de Estados Unidos y Almagro tampoco se prestaría, quien de paso, ha sido el único que ha tenido las agallas y ha dicho lo que otros no se atrevían, que Venezuela es una dictadura” -enfatizó Langer.

El catedrático considera que la Reunión de Cancilleres de la OEA que se celebrará a fin de mes, será una prueba de fuego tanto para la OEA, como para Estados Unidos y Venezuela.

“La administración Trump ha usado calificativos muy duros para referirse al gobierno de Nicolás Maduro, pero lo interesante será ver cómo se pasa de la palabra a la acción, porque no hay que olvidar que la diplomacia prevalece y por otro lado, Trump no ha puesto todavía el debido énfasis y atención en América Latina, porque todavía no tenemos una hoja de ruta de lo que será la política de EEUU hacia la región".

Langer advirtió que todavía no se han anunciado nombramientos en los puestos claves, en el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado para que se pongan en práctica las políticas pertinentes que reclaman las diferentes realidades en el hemisferio.

Durante una teleconferencia organizada por el Woodrow Wilson, otro centro de pensamiento de Washington, Michael Penfold, profesor visitante de la Universidad de los Andes en Bogotá, Francisco Toro, director del Caracas Chronicles y Margarita López Maya de la Universidad Central de Venezuela, dijeron a Diario Las Américas que el rol de la OEA en la crisis venezolana es muy importante para aquellos venezolanos que en el país, salen a protestar todos los días, porque se sienten que no están aislados lo cual los anima a seguir en su lucha. Cuando quienes protestan perciben la acogida que el tema de la crisis ha tenido ante la OEA y en los países vecinos del continente, no es otra cosa que conectar lo que está pasando en las calles de Venezuela con el salón Simón Bolívar de la OEA en Washington, y saber que otros también comparten la posición de que lo que está haciendo el gobierno de Maduro, no es normal y está fuera de la línea democrática.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas