LIMA. - La esposa del expresidente peruano Ollanta Humala, Nadine Heredia, regresó este jueves, a Perú en cumplimiento de una orden judicial para afrontar el proceso que se le sigue por presunto lavado de activos y rechazó una supuesta fuga atribuida por varios sectores políticos.

"No tengo por qué tener temor. Estoy cumpliendo las normas de conducta que me señalaron. Ya no tengo restricción de salida del país (...) Iré a hablar con el juez para que me explique por qué este cambio de parecer", enfatizó Heredia a la prensa tras salir entre empujones del aeropuerto de Lima.

Heredia, quien durante un tiempo tuvo prohibida la salida del país, sorprendió hace una semana al marcharse a Ginebra, Suiza, contratada como oficial de comunicaciones por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

"Yo no me estoy fugando. Se trata de un trabajo en un lugar ubicable. Todos saben que soy funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en este momento", agregó la esposa de Humala, presidenta del Partido Nacionalista Peruano (PNP).

Heredia, comunicadora y socióloga de 40 años, cuestionó la decisión del juez Richard Concepción, a cargo del proceso, de exigirle regresar al país antes del 5 de diciembre después de haberle dado autorización para salir sin condiciones.

"La presión política no puede cambiar la decisión de un juez. Es increíble la enorme presión, sobre todo del Gobierno, para que una peruana no tenga trabajo", agregó.

El Gobierno, el Congreso, varios partidos políticos y gran parte de la prensa tildaron el viaje de la ex primera dama como una fuga programada, en la que presuntamente participó el director de la FAO, el brasileño José Graziano Da Silva, supuestamente viejo amigo de la expareja presidencial.

En medio de amenazas del Poder Ejecutivo de retirar su representación de la FAO y de un pedido del Congreso para exigirle al organismo no contratar a Heredia, Concepción cambió de parecer y ordenó el regreso, afirmando que el permiso de salida no incluía la opción de trabajo.

Heredia es acusada de apoderarse de un dinero supuestamente enviado por el Gobierno de Venezuela entre 2006 y 2009 de manera encubierta para fortalecer al (PNP), con el que había entonces parentesco ideológico.

La FAO señala que el nombramiento de la exprimera dama fue "transparente" y afirma que ésta gozará de inmunidad y privilegios diplomáticos, lo que para los críticos diluye la posibilidad de que vaya a prisión en caso de que los indicios de sean sólidos.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas