CARACAS.- La empresa General Motors informó este jueves que cesará sus actividades en Venezuela después de que las autoridades tomaron el control de una planta, una decisión que de acuerdo con la automotriz estadounidense, es un embargo judicial ilegal de sus activos.

El Juzgado tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Zulia, notificó un amplio embargo sobre los bienes de la empresa automotriz estadounidense, lo que afectaría también la planta de Valencia, así como también a otros bienes de la compañía.

El fabricante de automóviles de Detroit dijo en un comunicado que otros activos (como los vehículos) fueron retirados de la planta, causando daño irreparable a la empresa.

General Motors “rechaza firmemente las medidas arbitrarias adoptadas por las autoridades y tomará enérgicamente todas las acciones legales dentro y fuera de Venezuela para defender sus derechos”, señala el escrito.

El fabricante de automóviles informó que realizará pagos de separación a los trabajadores de acuerdo a la ley venezolana. La compañía empleaba a 2.678 trabajadores, y el fabricante tenía 79 distribuidores en el país con más de 3.900 trabajadores, donde ha sido líder del mercado por más de 35 años.

El cierre de la planta se produce en medio de un proceso de manifestaciones masivas en las calles de Caracas y otras ciudades venezolanas contra el presidente Nicolás Maduro, en lo que constituye la mayor muestra de oposición a su gobierno en meses.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas