LA HABANA.- El gobernador del estado de Virginia Occidental (EEUU), Earl Ray Tomblin, abogó este sábado en La Habana porque su país mantenga lo logrado hasta ahora y siga avanzando en la normalización de las relaciones con Cuba, una postura que comparten "muchos de los gobernadores" de ese país.

"Muchos de los gobernadores estamos a favor de seguir avanzando en las relaciones y de que se mantengan las medidas" impulsadas hasta el momento, dijo Tomblin, del Partido Demócrata y primer gobernador estadounidense que viaja a la isla tras la victoria del republicano Donald Trump en las presidenciales del pasado día 9.

Tomblin, que dejará el puesto en breve, pasó dos días en Cuba al frente de una misión institucional y comercial integrada por funcionarios y representantes de tres empresas con el fin de explorar futuras oportunidades de negocio en la isla, según explicó en una rueda de prensa.

A su juicio, otros gobernadores que ya visitaron la mayor de las Antillas desde que en diciembre de 2014 se anunció el deshielo de las relaciones "ejercerán presión" a nivel estatal "para que esas cosas sigan sucediendo".

Desde que arrancó el proceso de normalización bilateral, han pasado por Cuba al frente de misiones institucionales los gobernadores de Nueva York, Arkansas, Carolina del Norte y Virginia, a los que ahora se suma el de Virginia Occidental; entre ellos había tanto demócratas como republicanos.

"Tuvimos sorpresas (por el resultado de las elecciones) pero creo que los esfuerzos en el camino de la normalización seguirán avanzando en beneficio mutuo", aventuró, e ironizó con que estos días "cada mañana cuando te despiertas y enciendes la televisión es una nueva aventura".

Trump se ha mostrado abiertamente contrario a los cambios impulsados por su antecesor, Barack Obama, en las políticas hacia la isla socialista, y ha amenazado con revertir el acercamiento.

Pero en tanto no se materialice esa advertencia, los dos países están acelerando en una hoja de ruta que incluye visitas de alto nivel y negociaciones para materializar nuevos acuerdos dentro de las varias áreas en las que Obama, mediante decretos ejecutivos, ha suavizado el embargo que pesa sobre el país.

"Pensamos que hay una oportunidad de hacer negocios con Cuba", subrayó el gobernador de Virginia Occidental, un "estado pequeño pero muy activo dentro de EE.UU., con una ubicación estratégica" y que en los últimos años "ha atraído a cientos de inversores extranjeros", detalló.

Junto a Tomblin viajaron a La Habana representantes de dos empresas de construcción que ofrecen soluciones de rehabilitación para paliar el deterioro de muchas de las edificaciones de la isla y una empresa del sector alimentario.

Además, ese estado es un importante productor de recursos energéticos (principalmente carbón y gas) que quiere posicionarse como alternativa para proveer suministro a la isla en un momento en que Venezuela, por su crisis interna, ha comenzado a reducir el volumen de combustible subsidiado que envía a Cuba.

El gobernador agregó que en Virginia Occidental también están interesados en el intercambio de información e investigación entre universidades en las áreas de la educación y la salud.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas