WASHINGTON.- La delegación venezolana en la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció este miércoles el "acoso" al Gobierno de Nicolás Maduro por parte de algunos países del organismo y abandonó una sesión sobre el diálogo político en el país.

Argentina, Brasil, Canadá, Honduras, Estados Unidos, México, Costa Rica y Perú presentan el miércoles en un Consejo Permanente extraordinario de la OEA una declaración para "apoyar el diálogo nacional en Venezuela".

La primera en intervenir fue la representante alterna de Venezuela Carmen Luisa Velasquez de Visbal, quien denunció la convocatoria de la reunión y dijo que su Gobierno "no puede permitir que se opine sobre los asuntos internos del país".

"Queremos denunciar, expresar nuestra preocupación, por el acoso de varios países a Venezuela, países que se reúnen con frecuencia y que solicitaron este consejo extraordinario", afirmó.

En paralelo, la delegación emitió un comunicado en el que denuncia que la reunión "se realiza sin el conocimiento ni el consentimiento de Venezuela", por lo que la enmarca en una "conducta intervencionista" del grupo de Estados convocantes.

La representante venezolana dejó caer, antes de anunciar su retirada de la sesión, que "algunos han dicho que había que aprovechar a hacer la sesión hoy que no está el secretario general" de la OEA, Luis Almagro, que se encuentra de viaje de trabajo en Europa.

Venezuela tuvo, como es habitual, el apoyo de sus naciones aliadas Nicaragua y Bolivia.

La delegación de Nicaragua denunció la conducta "injerencista" de los Estados que han convocado la reunión, mientras que la misión de Bolivia calificó la sesión de "apócrifa, ilegal e ilegítima" antes de retirarse y abandonar la sala.

El embajador mexicano ante la OEA, Luis Alfonso de Alba, defendió que el "único objetivo" de los promotores de la declaración es "apoyar el diálogo" en marcha entre el Gobierno y la oposición de Venezuela.

En el mismo sentido se pronunció el embajador de Argentina en la OEA, Juan José Arcuri, que defendió el espíritu "constructivo" del texto y lo describió como "una mano tendida" a Venezuela y a su pueblo.

"Es lastimoso que la OEA no esté presente (en la mediación del diálogo). Es nuestra obligación poner en pie a la OEA", afirmó el diplomático argentino.

Además, defendió que la OEA "no ha sido obstáculo bajo ningún punto de vista" para el diálogo en Venezuela, después de que la representante venezolana dijera que el diálogo avanza "a pesar" de la OEA.

El representante interino de Estados Unidos Kevin Sullivan apoyó la propuesta de Arcuri de aprobar la declaración por aclamación y dijo que los países que la proponen consideran que tiene "el deber" de apoyar el diálogo y que este es "un deber que no se puede postergar ni dejar de lado".

La declaración presentada hoy alienta "al Gobierno y a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a alcanzar resultados concretos en un plazo razonable para poner fin a la difícil situación que atraviesa Venezuela".

Además, subraya "la necesidad de que las autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales actúen con prudencia y eviten cualquier acto de violencia o amenazas al proceso en marcha".

El Gobierno venezolano y la MUD iniciaron el pasado 30 de octubre un proceso de diálogo con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Vaticano para tratar de aliviar la crisis política, social y económica que atraviesa el país.

El debate en la OEA continúa, con la ausencia de Venezuela y Bolivia, y está en el aire si se vota la declaración y, de hacerlo, si se propondrá que sea por aclamación.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas