Embed

CARACAS.- El Ministerio Público (MP) venezolano confirmó que una mujer murió este domingo y tres personas resultaron heridas en una zona del oeste de Caracas donde este domingo se produjo un ataque a tiros de un grupo armado frente a un centro de votación de la consulta opositora contra el proceso Constituyente.

La Fiscalía identificó a la víctima como Xiomara Escot e indicó que además hubo tres heridos "durante situación irregular en Catia", según un breve mensaje publicado en la red social Twitter.

La oposición ha informado de la muerte de dos personas durante el ataque de un grupo que se identificó como chavista.

En el hecho reportado por los opositores y constatado por Efe, el grupo de chavistas abrió fuego contra la multitud frente a un centro de votación en el sector popular Catia, donde los opositores desarrollaban la jornada de consulta.

Este es el incidente de mayor gravedad reportado hasta ahora en plebiscito promovido por la oposición para preguntar a los ciudadanos si rechazan la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el presidente Nicolás Maduro para modificar la Carta Magna.

La consulta de los opositores se celebra mientras el chavismo y el Poder Electoral llevan a cabo un ensayo de votación para la elección de esa Asamblea Constituyente, prevista para el próximo 30 de julio.

De confirmarse que la muerte de la mujer se produjo dentro de la actividad oposita, sumarían ya 95 las víctimas fatales registradas desde que los opositores comenzaron las manifestaciones a favor y en contra del Gobierno de Maduro.

Versiones de prensa dijeron que durante el ataque en la iglesia se refugiaron unas 500 personas y que con ellas estaba el cardenal venezolano Jorge Urosa. Testigos dijeron que las personas estaban retenidas, pues no las dejaban salir de la iglesia.

El líder opositor Henrique Capriles sostuvo en su cuenta de Twitter que el Gobierno "desesperado" de Maduro y su "cúpula corrupta" mandaron a "sus grupos paramilitares a asesinar a nuestro pueblo de Catia".

La consulta, que no es reconocida por el Gobierno ni por el Poder Electoral y es un acto de desobediencia civil de la oposición, se había desarrollado con normalidad.

Los organizadores habían expresado temores ante posibles actos de violencia de los llamados "colectivos", grupos chavistas a veces armados que asaltaron la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, hiriendo a varios diputados el pasado 5 de julio.

Desde temprano, vecinos de la populosa barriada de Catia, al oeste de Caracas, abarrotaron las calles del sector para participar en la consulta popular impulsada por la Mesa de la Unidad Democrática en contra de la Asamblea Nacional Constituyente.

Embed

Venezuela vive desde el pasado 1 de abril una ola de protestas contra el Gobierno que se ha saldado con más de 90 muertos.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario