TEGUCIGALPA.- Mientras la reducción de la edad penal en Honduras ha pasado a ser un asunto de debate público, después de que el Gobierno crease una comisión para emitir recomendaciones al respecto, la policía busca a más de 25 menores fugados en las últimas fechas de un centro correccional.

Según el Instituto Nacional Penitenciario (INP), la Policía Preventiva y la Policía Militar realizan intensas acciones de rastreo y búsqueda de 10 menores que se fugaron la noche del martes del correccional Renaciendo, en la aldea de Támara, a unos 15 kilómetros de la capital, Tegucigalpa.

Los fugitivos estaban internos en Renaciendo por diversos delitos, como portación ilegal de armas, tráfico de drogas, robo de vehículos y extorsión, entre otros. Su escapada ha encendido aún más la discusión sobre la reducción o no de la edad punible de 18 a 16 o 14 años.

El 28 de abril ya se habían escapado de ese centro un total de 30 menores infractores de la ley y, de acuerdo con el último informe de las autoridades, se había recapturado a 13, de forma que quedan 27 menores a la fuga, contando los diez huidos la noche del martes.

Así, ha resurgido la iniciativa gubernamental de sancionar con el peso del Código Penal y el Código Procesal Penal a los menores que infringen la ley con delitos de alto impacto, como extorsiones, secuestros, raptos y crímenes múltiples por encargo de adultos de grupos del crimen organizado.

El lunes de esta semana, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció una comisión entre el Poder Ejecutivo y otros sectores, presidida por el ministro coordinador de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, para discutir y emitir recomendaciones sobre el tema.

En Honduras está prohibido juzgar a un menor de 18 años de edad como si fuera un adulto, ya que este país centroamericano es signatario de los convenios internacionales que protegen los derechos de la niñez y adolescencia.

"Todo el sistema carcelario del país ha estado colapsado, parte de lo que también no funciona es el tratamiento a los menores y estamos en el proceso de revisión, pero creo que ha llegado también el momento en el que tenemos que tomar una decisión", señaló el mandatario.

El presidente indicó que se trata de rehabilitar a los menores infractores y tomar la decisión, como Estado, de si se les sigue dando un trato diferenciado o se decide tratarles como adultos.

"Los mandatos de la comisión es que profundice la información para tomar una decisión, es evidente como les decía que el 40 por ciento de los hechos delictivos de más impacto, de los que más conmocionan, tienen participación de menores", comentó el presidente Hernández.

Un informe de la Policía Nacional hondureña revela que en 2016 fueron capturados 435 menores de edad y durante 2017 suman 146 por diferentes delitos, en tanto la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA) ha detenido a 536 desde 2013.

El portavoz de la Policía Nacional, Aníbal Baca, declaró que cada día se detiene a menores por diferentes delitos como homicidio, tráfico de drogas y asociación ilícita.

"Las últimas detenciones son personas que han participado en hechos delictivos como muertes múltiples. El otro delito que cometen los menores es la extorsión y la FNA maneja que el 35 por ciento de los capturados son menores de edad", relacionó.

En relación a la fuga de menores del centro correccional Renaciendo, el subinspector José Centeno, de la Policía Nacional, indicó que el alto mando ha ordenado que se ejecuten distintos operativos en el área de la jurisdicción de la Unidad Metropolitana de Prevención (UMEP).

Aseveró que cuentan con identificaciones y fotografías de cada uno de los jóvenes fugados de Renaciendo y se espera que sean recapturados en las próximas horas.

Centeno pidió a la población colaborar con las autoridades y aportar detalles sobre los chicos a través de sus denuncias anónimas al sistema telefónico de emergencias 911.

FUENTE: XINHUA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario