@ecotalvora

Unasur, la organización de gobiernos de Suramérica cuyo aparato burocrático aún permanece bajo control castrochavista, lanzó una campaña propagandística global para impulsar lo que denominan la “identidad suramericana”. Para Unasur, la “identidad” de los suramericanos está suficientemente representada en una serie de poster con los rostros de los mandatarios izquierdistas Lula da Silva, José Pepe Mujica, Michelle Bachelet y Evo Morales. Para completar la lista de los rostros representativos de Suramérica, Unasur sólo seleccionó al papa Francisco, al cantante italiano-argentino-colombiano Piero y al peruano Gastón Acurio creador y propietario de la cadena de restaurantes Astrid & Gastón. Misoginia, racismo y discriminación política refleja la lista elaborada bajo la guía de Ernesto Samper.

*****

El Gobierno de Nicolás Maduro, durante los primeros días del mes de diciembre, sería sancionado por sus socios de Mercosur. La primera reunión formal del Consejo del Mercado Común máximo organismo de dirección del Mercosur, sin Venezuela, ya está planificada para celebrarse el 14DIC16 en Buenos Aires, fecha en la cual Argentina podría asumir la presidencia semestral del organismo.

*****

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay e incluso el del Uruguay que hasta ahora se mostraba cercano a Maduro, han confirmado su decisión de suspender a Venezuela de su condición de miembro pleno del esquema de integración económica del sur del continente. Al concretarse la medida, los cuatro países fundadores del Mercosur habrán marcado el fin de la otrora gran influencia chavista en la política del continente. El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, el 18NOV16 y su colega paraguayo, Eladio Loizaga, el 21NOV16 fueron los encargados de anunciar las sanciones. En el usual estilo confrontacional de la cancillería de Maduro, la posición de los socios del Mercosur fue calificada como “conducta ilícita y arbitraria”.

*****

Impedir que Maduro asumiera la Presidencia pro tempore de Mercosur durante el segundo semestre del 2016 y suspender la membresía de Venezuela a finales de año, fueron medidas acordadas el 05AGO16 por los presidentes Michel Temer, Mauricio Macri y Horacio Cartes reunidos en Río de Janeiro. El gobierno del uruguayo Tabaré Vázquez, inicialmente favorable a Maduro, se sumó el 13SEP16 a la línea pactada por los otros tres fundadores de Mercosur. Las reunión de Vázquez con Temer el 19SEP16 en la sede de la ONU en Nueva York y la posterior visita del uruguayo a Buenos Aires el 24OCT16 sirvieron para allanar diferencias entre Argentina y Uruguay heredadas de los gobiernos de Cristina Kirchner y Pepe Mujica, pero igualmente para converger a una posición común ante la presencia del régimen chavista en Mercosur.

*****

En un intento desesperado por mostrar un inexistente control de la Presidencia y agenda del Mercosur, la cancillería de Maduro con apoyo de Evo Morales, realizó el 21OCT16 una “Cumbre de Pueblos Indígenas del Mercosur”. Un acto cultural encabezado por el vicepresidente ejecutivo chavista Aristóbulo Istúriz y una ceremonia de ofrendas de “semillas de quinoa, durazno, papalisa, habas, arvejas, maíz y papas” en el mausoleo de Hugo Chávez en Caracas, fueron las actividades reseñadas por los medios oficiales venezolanos. En tanto, el control real del Mercosur fue colocado por los gobiernos de los cuatro socios fundadores en manos de Rigoberto Gauto de Paraguay, Cristina Boldorini de Argentina, Gabriel Bellon de Uruguay y el brasileño Paulo Estivallet de Mesquita. Los llamados Coordinadores nacionales del Grupo Mercado Común sostuvieron su más reciente encuentro el 23NOV16 en la sede de la cancillería argentina en Buenos Aires. En esa reunión habrían sido definidos los términos de la “normalización institucional del Mercosur”, con Mauricio Macri presidiendo el organismo y con Venezuela fuera de las instancias de decisión. Hasta “los proyectos de comunicaciones que deberán cursarse en los próximos días” fueron elaborados por los coordinadores del Mercosur, según informó el gobierno paraguayo.

*****

En su comunicado conjunto del 13SEP16 los cuatro países fundadores del Mercosur expresaron que aplicarían a Venezuela el “cese del ejercicio de los derechos inherentes a la condición de estado parte del Mercosur, hasta que los Estados partes signatarios del Tratado de Asunción convengan con la República Bolivariana de Venezuela las condiciones para reestablecer el ejercicio de sus derechos como Estado Parte”. El argumento para suspender la membresía plena de Venezuela consiste es no haber incorporado a la legislación venezolana varios cientos de decisión que conforman la normativa común de Mercosur. Para Hugo Chávez se trataba de “tecnicismos” sin importancia que él suponía nunca le sería exigidos por sus amigos Lula o Cristina Kirchner. Esta incorporación debió realizarse desde 2012, mediante aprobación de leyes y reglamentos internos venezolanos. A esta altura del proceso resulta imposible que Venezuela cumpla con sus compromisos, máxime cuando muchas de ellas dependen de leyes que deben ser aprobadas por la Asamblea Nacional la cual no es reconocida por el gobierno Maduro. Por cierto, tanto voceros del gobierno chavista como de sectores empresariales venezolanos enfrentados al régimen, cada uno en foros y espacios distintos, coinciden al afirmar que el aparato productivo de Venezuela no toleraría su total apertura comercial al Mercosur. El proteccionismo es fuerte en ambos bandos del conflicto político venezolano.

*****

Dentro del Mercosur existen dos posiciones ante Venezuela. Uruguay sostiene que Venezuela debe ser suspendida de su condición de miembro pleno, por lo cual jugaría un papel similar al que actualmente corresponde a Bolivia, país que se encuentra “en proceso” de incorporación. En ese escenario, Nicolás Maduro podría asistir a las cumbres del Mercosur y sus representantes participar con derecho a voz pero sin voto en las instancias del organismo.

Paraguay promueve la expulsión definitivamente de Venezuela, dejando a Maduro incluso “sin voz” según la expresión usada por el canciller paraguayo Eladio Loizaga el 21NOV16.

La suspensión “temporal” de la membresía plena de Venezuela estaría legalmente sustentada ante el incumplimiento de cláusulas pactadas. La expulsión, sin embargo, sólo está contemplada en la normativa del Mercosur en caso de aplicación extrema de su “cláusula democrática” conocida como “Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático” que se activa en caso de “ruptura del orden democrático” en uno de los países miembros. Hasta ahora Paraguay y en menor medida Argentina y Brasil, alega que Venezuela presenta las condiciones previstas para su eventual expulsión de Mercosur, especialmente después que el 20OCT16 el régimen chavista suspendiera indefinidamente el referendo revocatorio presidencial. Sin embargo, el “diálogo nacional” que arrancó el 30OCT16, organizado por Ernesto Samper y José Rodriguez Zapatero con ayuda de un segmento de la oposición venezolana y al que se sumó el Vaticano, pospuso la propuesta de expulsar a Venezuela del Mercosur.

*****

El 22NOV16, Zapatero informó a sus interlocutores de la Mesa de la Unidad Democrática la decisión del gobierno Maduro de “congelar” el diálogo con la Oposición. Pocas horas después, en medio de una bulliciosa celebración de su cumpleaños en el palacio presidencial, Maduro dijo que mantenía “su compromiso con el proceso de diálogo”. Luego de un mes de cuando parte de la MUD y el Gobierno decidieron iniciar su “diálogo“, son crecientes las dudas entre sectores opositores y entre observadores extranjeros sobre los resultados esperables. Liberación masiva de presos políticos y la definición de un cronograma electoral son propuestas que los voceros de la MUD habrían presentado como exigencias mínimas sin que se produzcan respuestas del Gobierno.

*****

El diálogo Maduro-MUD está siendo conducido con reglas poco claras acordadas entre las partes y que hasta la fecha nunca han sido notificadas al público. Este Informe consultó en reiteradas ocasiones a distintos voceros de la MUD quienes aseguran desconocer el documento elaborado por Zapatero y entregado públicamente por el arzobispo Nuncio en Argentina Emir Paul Tscherrig el 24OCT16 al Secretario de la MUD Jesús Torrealba. Documento contentivo de “las premisas, temas, metodología y cronograma del Diálogo, basado en las reuniones exploratorias”. De hecho, en el documento leído por el enviado papal monseñor Claudio María Celli el 30OCT16, con los resultados del primero encuentro formal del “diálogo”, se señala que el Gobierno y la MUD acordaron “adoptar como base del trabajo la propuesta de los Acompañantes sobre las premisas, ejes temáticos, metodología y cronograma del Diálogo”.

*****

El 04NOV16, el Secretario General de Unasur, Ernesto Samper, envió una comunicación al jefe de la delegación del Gobierno Jorge Rodríguez y al Jefe de la delegación de la MUD Jesus Torrealba. En ella les recordaba los siete “parámetros que orientan el proceso” entre los cuales figura las reglas de “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, “nadie se levanta de la mesa” y “la comunicación de los resultados es responsabilidad de los acompañantes”. Ni la MUD ni el Gobierno han desmentido esta información aportada por Samper. De ella se desprende que la MUD, quizás como una novatada de sus inexpertos (aunque no jóvenes) negociadores, aceptó dialogar con reglas que suponen un largo plazo y no resultados inmediatos y aislados.

Públicamente el régimen chavista fijó dos metas con el Diálogo Maduro-MUD: “apaciguar a la oposición radical” como lo indicó la ministra Delsy Rodriguez el 26OCT16 en República Dominicana y “ganar tiempo” como lo afirmó el embajador Roy Chaderton el 07NOV16 en Caracas. Rodríguez y Chaderton forman parte del equipo oficialista en las conversaciones con la MUD. El “largo plazo” es el objetivo del Gobierno en su diálogo con parte de la oposición venezolana.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas