El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, detalló que hubo 86 fallecidos en Ciudad de México, 71 en el estado de Morelos, 43 en Puebla, 12 en el Estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca. Entre los fallecidos está un ciudadano español, confirmó a dpa el Ministerio de Exteriores en Madrid.

El alcalde de México, Miguel Ángel Mancera, explicó en declaraciones a la cadena Televisa que por el momento se contabilizaron 86 fallecidos en la capital, donde hubo edificaciones derrumbadas en al menos 45 puntos.

Las autoridades temen que la cifra de víctimas pueda aumentar dada la destrucción causada por el sismo, que tuvo una magnitud de 7,1 y se produjo coincidiendo con el 32 aniversario del grave terremoto de fuerza 8,1 que en 1985 dejó unos 10.000 muertos en la capital mexicana.

Unas dos horas antes del nuevo terremoto precisamente se había llevado a cabo el habitual simulacro sísmico de esta fechas.

"Es de esperar que todavía podamos tener un número mayor, deseando que no sea así, pero es probable", señaló el presidente del país, Enrique Peña Nieto.

Especialmente dramáticas eran las labores de rescate en la escuela privada "Enrique Rébsamen", convertida en símbolo del terremoto y de los esfuerzos por encontrar sobrevivientes en la capital.

Al menos 32 niños y cinco adultos murieron en este centro educativo, ubicado en el barrio de Villa Coapa, en el sur de la Ciudad de México, informó hoy la cadena Televisa citando a los responsables del operativo de búsqueda.

Embed

Sin embargo, 11 personas pudieron ser sacadas con vida entre los escombros y los rescatistas todavía tienen esperanza de encontrar a más supervivientes, ya que un aparato especial con el que trabajan detectó movimiento entre las ruinas, de acuerdo con esas informaciones. Según Televisa, todavía hay 14 personas desaparecidas.

En la madrugada, el almirante José Luis Vergara, oficial mayor de la Secretaría de Marina, señaló que todavía se escuchaba gente con vida entre los escombros. "Tenemos comunicación con una maestra que está atrapada y dice estar con un alumno con vida. Estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo por rescatarla con vida en breve", señaló.

La escuela contaba con unos 400 alumnos, de acuerdo con medios locales. Tenía jardín de niños, primaria y secundaria distribuidos en dos edificios. El presidente Peña Nieto acudió durante la noche, para informarse sobre los trabajos de rescate.

"Acabábamos de hacer el simulacro del sismo. Desafortunadamente no sonaron las alarmas y se vino una nube de polvo. Íbamos saliendo al pasillo, nos tuvimos que resguardar", relató una maestra a los periodistas.

En la capital, cientos de voluntarios, muchos de ellos vecinos de inmuebles destruidos, ayudaban a los equipos de rescate. Con mascarillas improvisadas, cascos de ciclistas, picos y palas, formaron cadenas humanas junto a edificios en ruinas después del terremoto, en un intento por ayudar a remover escombros y rescatar víctimas.

Entre las más de 700 personas que resultaron heridas en Ciudad de México hay 40 que se encuentran en estado delicado, 400 están graves, y unos 200 tienen heridas leves, explicó el alcalde Mancera, quien firmó una declaración de emergencia para la capital, que junto con su zona metropolitana cuenta unos 21 millones de habitantes.

Las tareas de rescate se llevan a cabo en medio de una veintena de réplicas, según informó la directora del Servicio Sismológico Nacional, Xyoli Pérez Campos.

La mayor de ellas fue de magnitud 4,0 y se registró poco después del sismo principal, que tuvo lugar a las 13:14 horas y se ubicó 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, estado de Morelos.

El terremoto del martes está dejando menos réplicas que el de magnitud 8,2 que se registró hace casi dos semanas con epicentro frente a las costas del estado sureño de Chiapas. Dicho sismo dejó hasta el momento 3.379 réplicas, explicó Campos.

La directora del Servicio Sismológico insistió en que "no se puede predecir un sismo" y pidió a los ciudadanos que ignoren los mensajes que alerten en ese sentido y que no los difundan.

Al día siguiente de la catástrofe natural seguían llegando mensajes de solidaridad, entre ellos el del papa Francisco.

"En este momento de dolor, quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mexicana", dijo el pontífice ante los fieles congregados para la audiencia semanal en la plaza de San Pedro, entre ellos muchos mexicanos.

"Elevemos todos juntos nuestra plegaria a Dios para que acoja en su seno a los que han perdido la vida y conforte a los heridos, sus familiares y a todos los damnificados", añadió.

Francisco también se acordó de los miembros de los equipos de rescate: "Pidamos también por todo el personal de servicio y de socorro que prestan su ayuda a todas las personas afectadas".

"Que nuestra Madre la Virgen de Guadalupe con mucha ternura esté cerca de la querida nación mexicana", dijo el papa.

La canciller alemana, Angela Merkel, envió un mensaje vía Twitter: Solidaridad con Mexico. Nuestro más sentido pésame a quienes han perdido a un ser querido. Ánimos a los equipos de rescate", escribió su portavoz, Steffen Seibert, en español.

FUENTE: dpa/EFE/REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas