MIAMI.- Agentes del Departamento Técnico de Inteligencia de Cuba (DTI) irrumpieron el miércoles en la vivienda de una hermana del reo Flavio Santisteban, en La Habana, para informarle que el régimen cubano habría iniciado los trámites pertinentes ante el Gobierno de EEUU, con el propósito de deportar al prisionero a esa nación insular.

El aviso a la hermana del reo, que cumple cárcel en un correccional de sur de la Florida, coincide, según información obtenida por DIARIO LAS AMÉRICAS, con un encuentro que estaría sosteniendo entre este jueves y el viernes el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU y el Ministerio del Interior cubano.

Como parte de la agenda del encuentro entre los cuerpos de seguridad de ambos países, se estaría discutiendo la forma en que Cuba comenzaría a aceptar a las personas que Estados Unidos devuelva a la isla, en condición de deportados.

En declaraciones ofrecidas a DIARIO LAS AMÉRICAS este jueves, el abogado de inmigración Willy Allen aseguró que al momento de concretar lo que se discuta en estas conversaciones, EEUU enviaría "varios regalos" a Cuba, entre el grupo de deportados.

La condena de Santisteban en un primer momento fue de 37 años. Tras una revisión del proceso, y teniendo en cuenta algunas particularidades del juicio inicial, y consideraciones de índole religiosa emitidas por el juez al dictar sentencia, la condena quedó reducida a 17 años.

Sin embargo, después de que el abogado de Santisteban intentara apelar la sanción y que el reo realizara dos huelgas de hambre para llamar la atención de la Justicia federal en el caso, en fecha reciente la defensa de Santisteban decidió presentar un Habeas Corpus a nombre de su representado, en una corte federal.

Rosario Yara, madre de Santisteban, quien se declaró extrañada por el proceder del DTI, dijo en Miami que al momento en que los agentes llegaron a la casa, su hija, de nombre Yara, no se encontraba en el lugar, y la información se la dieron a sus hijos y a otras personas que se hallaban en la vivienda ubicada en el municipio habanero de Boyeros.

Acorde con Yara (madre), los funcionarios de contrainteligencia anunciaron que regresarían este jueves para someterla a un interrogatorio y proporcionarle mayores detalles con relación a la deportación de su hermano Flavio, quien cumple una pena de 17 años por la muerte de cuatro personas en un accidente de carretera ocurrido en el año 2005 en el Florida Turnpike.

“Mi hija está muy asustada, y ni yo ni el abogado de mi hijo, Bryan Camareno, sabemos nada sobre eso que le dijeron a mis nietos, porque qué tiene que ver un hecho que pasó en Estados Unidos con Cuba, aunque nosotros seamos cubanos”, se preguntó la madre de Santisteban.

Hasta el momento, según conoció DIARIO LAS AMÉRICAS, ninguna autoridad de los Estados Unidos se ha comunicado con familiares o el abogado de Santisteban, en el sur de la Florida, para entregarles información al respecto.

Flavio Santisteban nació en Cuba, estaba en trámites para obtener la ciudadanía española por ascendencia y más tarde adquirió la residencia permanente en Estados Unidos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario