El devastador huracán Irma azotó este viernes el extremo oriental de Cuba, donde las lluvias y las inundaciones costeras hacían estragos en edificios próximos al malecón del municipio Baracoa, según vídeos y el testimonio de cubanos consultados por DIARIO LAS AMÉRICAS.

Ni Baracoa ni Maisí tenían fluído eléctrico el viernes, cuando la Defensa Civil de Cuba extendió el estado de alarma ciclónica para las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Cienfuegos y Matanzas ante la amenaza de Irma.

Se espera que el potente ciclón recorra hasta el sábado la costa norte de Cuba. Pronósticos indican que el ojo del ciclón, -de categoría 4 y vientos de 250 kilómetros por hora-, rozará los cayos turísticos de los Jardines del Rey, al norte de la provincia de Ciego de Ávila, una mala noticia para el Gobierno que tiene en el turismo una de sus principales fuentes de ingreso de moneda dura.

Casi un millón de personas han sido evacuadas en las últimas horas, según la agencia EFE, hacia sitios más seguros como escuelas, centros de trabajo y casas de familiares. El periódico local Venceremos, de Guantánamo, informó que incluso siete refugios y 39 cuevas están siendo usadas como centros donde las personas han ido a resguardarse de Irma.

Localidades como Nibujón y Yumurí están entre las más vulnerables. Vídeos publicados en redes sociales muestran cómo ha ido penetrando el mar en zonas de Baracoa y Holguín. El acceso a edificios cercanos al litoral de Baracoa era imposible debido a las inundaciones costeras que comenzaron en la madrugada del viernes.

Embed

El Estado Mayor de la Defensa Civil elevó este viernes de fase de alerta a fase de alarma la situación de las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos y la occidental de Matanzas, que que se suman a todas las regiones de la mitad oriental -desde Ciego de Ávila hasta Guantánamo- declaradas en alarma desde el jueves.

EFE confirmó además que las provincias occidentales de Mayabeque, La Habana y Artemisa pasan a estado de alerta y la región de Pinar del Río, en el extremo más occidental de la isla, entra en fase informativa.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó por teléfono con María Isabel Lobaina, residente de Baracoa, quien confirmó que la ciudad está bajo los efectos de Irma.

"Estamos todos trancados en las casas sin poder salir. No hay electricidad. Hay viento, lluvia intermitente y a tres kilómetros de aquí el mar está entrando", dijo la mujer que está siguiendo las noticias con un radio que funciona con baterías.

"Un árbol se cayó y desbarató el techo del baño que esta fuera de la casa. Por la ventana veo que se han caído matas de guineos (plátanos) y de fruta bomba", explicó.

Embed

El recuerdo amargo del huracán Matthew, que arremetió hace 11 meses contra el oriente cubano, resucitó los varentierras, unas precarias construcciones casi extenguidas, sin paredes y fabricadas a base de yagua o guano.

"Esquivando a Irma desde un varentierra", tituló uno de los reportes la emisora Radio Playitas, aludiendo a campesinos de Cajobobo y Vega del Jobo, que se han refugiado en estas casuchas pegadas al suelo.

Roberto Quiñones, que vive en Guantánamo, dijo que partes del malecón de Baracoa se derrumbaron a causa del embate del mar, específicamente en un área cercana a un círculo infantil de la localidad. Hasta el momento no se reportan heridos ni lesionados.

Embed

"En Maisí hubo una interrupción de la telefonía celular pero informaron que ya fue restablecida", dijo Quiñones. "Si esto llega a entrar, habría sido catastrófico, en Guantánamo el 60 por ciento de las casas están en mal estado segun el mismo Gobierno", agregó.

La lluvia más fuerte se localizaba el viernes en zonas de montañas de Imías que colindan al norte con Baracoa, dijo Radio Playitas.

Reportes locales indican la crecida de ríos en Yateras y Baracoa, pero hasta el momento de redactar esta nota no habían comunidades incomunicadas ni pérdidas humanas.

Julia Rosa Piña, que reside en Granma, dijo por teléfono que en Bayamo llovía poco y que "la gente está a la expectativa" por lo que pueda pasar.

A su vez, se quejó de la falta de previsiones del Gobierno respecto a cómo encarar el ciclón: "No hay gas ni carbón para cocinar. Ya el Estado cerró los puntos de venta de gas por la proximidad del huracán".

Embed

Familiares de Piña que residen en Baracoa enfrentan el ciclón Irma cuando aún no se han recuperado del paso de Matthew hace un año.

"En los montes de Baracoa, llegando a la punta de Maisí, hay casas que siguen sin techos desde el huracán pasado. El Gobierno reparó la ciudad, pero en los campos la gente hizo solo lo que pudo, con sus recursos", expresó.

Cuando el riesgo potencial sigue vigente, muchos cruzan los dedos e invocan a la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba y cuyas celebraciones previstas para este viernes debieron ser postergadas a causa del huracán que ha dejado muertos y cuantiosas pérdidas a su paso por el Caribe.

"Prendí velas desde anoche a Cachita, ella es la única que puede salvarnos de Irma y de toda la desgracia que nos rodea", dijo Elena María Velázquez, que vive en Holguín.

En La Habana, donde el azote de Irma será menos intenso, se esperan para este sábado por la tarde inundaciones costeras en su famoso Malecón, que podrían avanzar entre 200 y 500 metros tierra adentro.

Instituciones estatales, oficinas y negocios privados que se extienden en primera línea de la costa protegían sus instalaciones, mientras numerosos operarios limpiaban alcantarillas y sumideros, constató Efe.

Para el domingo, cuando el vórtice de Irma ya se encamine hacia Florida, el rebufo del poderoso ciclón puede provocar olas de hasta cinco metros de altura en el malecón de la capital cubana y en otros municipios de la zona occidental.

FUENTE: Actualizado con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas