MIAMI.- El juez federal estadounidense John O'Sullivan concedió este jueves la libertad bajo fianza de 100.000 dólares a Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura de Colombia, quien está detenido con vistas a su posible extradición.

Si Arias deposita el dinero, puede quedar en libertad el mismo jueves mismo, aunque deberá llevar una tobillera electrónica, y si viola las condiciones de su libertad deberá pagar un millón de dólares, según dictaminó el juez en una audiencia.

A la cita compareció el expresidente de Colombia Álvaro Uribe, quien, sin embargo, no habló ante el juez como habían señalado inicialmente fuentes cercanas a Arias.

Sí lo hizo a la salida del tribunal para decir que Arias llegó a ser ministro y precandidato presidencial exclusivamente por su talento y para hacer votos para que se arreglen sus problemas.

En las últimas audiencias la defensa de Arias ha insistido en la falta de un tratado bilateral vigente de extradición y ha señalado que por ese motivo la Justicia estadounidense no tiene jurisdicción alguna en el caso del exministro.

La Fiscalía admitió el jueves ante el juez que el tratado, que fue suscrito en 1979 por ambos países, no está vigente.

De acuerdo con los defensores de Arias, la ratificación por parte de Colombia fue invalidada por la Justicia.

El juez O'Sullivan debe pronunciarse sobre si es competente o no, pero antes de hacerlo ya ha abierto las puertas a la libertad de Arias, quien reside en Miami desde 2014 y fue detenido en agosto pasado en razón de la solicitud de extradición colombiana.

Según dijo a la salida de la audiencia el abogado Marcel Felipe, del equipo que representa a Arias, el juez se inclinó por la tesis de que efectivamente no puede intervenir en el caso, pero "quiso dar el beneficio de la duda al Gobierno colombiano", representado por la Fiscalía, y le otorgó dos semanas adicionales para probar que sí está efectivo.

Arias fue condenado por la Corte Suprema de su país a más de 17 años de cárcel y a pagar una multa de 25.000 millones de pesos (unos 8,5 millones de dólares) por delitos relacionados con el hecho de que unos subsidios para campesinos pobres terminaron en manos de grandes terratenientes cuando él era ministro de Agricultura.

El exministro dice ser un perseguido político y solicitó asilo nada más llegar a EEUU pero hasta ahora las autoridades no se han pronunciado.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas