Juez de "Lava Jato" asegura que está finalizando la investigación
"Las personas que se beneficiaron (con contratos de la estatal petrolera Petrobrás) ya han sido procesadas y creo que (la causa) se está encaminando a la etapa final", dijo según publicaron medios locales

SAO PAULO.- El juez Sergio Moro, al frente de la megacausa anticorrupción “Lava Jato” en Brasil, afirmó este lunes que la investigación en su juzgado de primera instancia “está finalizando” y que está “cansado” del trabajo que generó ese proceso.

"Las personas que se beneficiaron (con contratos de la estatal petrolera Petrobrás) ya han sido procesadas y creo que (la causa) se está encaminando a la etapa final”, dijo según publicaron medios locales.

No obstante, el magistrado no estipuló ninguna fecha para el cierre formal de la etapa de investigación en Curitiba, sureño estado de Paraná.

“Buena parte del trabajo ya ha sido hecha, pero eso no significa que no quede nada por hacerse”, aclaró y negó toda posibilidad de que los procesos de la causa sean enviados a otro juez: “Estoy cansado, ha sido un trabajo duro, pero no hay previsión de sacar los procesos del juzgado”.

Asimismo, Moro negó que esté planeando incurrir en el mundo de la política y afirmó que seguirá ejerciendo como juez.

“Quien haga una encuesta que incluya mi nombre perderá el tiempo”, declaró al ser consultado sobre la posibilidad de ser candidato en las elecciones presidenciales del año próximo.

El nombre del magistrado es el único con el que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva empataría si ambos fueran candidatos, según una encuesta divulgada en la víspera por el instituto “Datafolha”.

Al respecto, Moro prefirió no responder sobre si sería un fracaso de la megacausa “Lava Jato” que Lula volviera a ser elegido presidente. El juez fue quien condenó al ex mandatario a nueve años y medio de prisión en julio por corrupción en un proceso dentro de esta megacausa.

“Lava Jato” es el proceso que investiga tramas de corrupción entre políticos y empresarios en Brasil desde hace más de tres años y en el que Lula enfrenta cinco denuncias.

El ex mandatario del país sudamericano entre 2003 y 2010 niega todas las acusaciones y asegura ser blanco de “una persecución política”.