@JessyCarrillo

La Fiscalía introdujo un nuevo documento ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York en oposición a la solicitud de un nuevo juicio por parte la defensa de Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas, sobrinos de la pareja presidencial venezolana, hallados culpables de conspirar para ingresar drogas en territorio estadounidense.

La estrategia en esta oportunidad es hacer énfasis en el hecho de que los acusados ya tenían un negocio en marcha antes de la aparición de la DEA, y así restarle fuerza al argumento de entrampamiento expuesto por la defensa en su moción. Luego de este documento, la defensa solicitó al Juez Paul Crotty más tiempo para dar su respuesta. El magistrado concedió la prórroga hasta el 6 de marzo, por lo que probablemente la audiencia fijada para el 7 de marzo sea pospuesta.

El informe relata que en agosto de 2015, Campo Flores y Flores De Freitas trabajaron junto a unas personas apodadas Mayweather Jr., Elio y El Samuraipara liberar a Hermágoras González Polanco, detenido y sentenciado a 15 años y 6 meses de prisión en Venezuela por tráfico de drogas y lavado de dinero, y buscado en Colombia y en Estados Unidos; a cambio de un pago de aproximadamente uno o dos millones de dólares y de enviar aviones cargados de cocaína desde Venezuela.

En la moción, entre otras cosas, la Fiscalía revela con detalle la negociación entre un hombre, conocido como Peperoy los sobrinos de la pareja presidencial venezolana para obtener la liberación del narcotraficante. Pero además, mencionan que durante las conversaciones halladas en los celulares confiscados durante el arresto en Haití, Mayweather Jr. habría conseguido un avión Cessna 404 siglas YV-2708 para trasladar la droga.

El uso del avión no se concretó por razones que no están detalladas en el texto, pero seis meses más tarde, el 24 de marzo de 2016, dicha aeronave fue interceptada en La Romana, República Dominicana, con 350 kilos de droga abordo. En el procedimiento policial, Gregory José Frías Urbina, Gerardo Antonio Díaz Barroso, Jean Carlos Díaz Polanco, el copiloto Jorge Luis Henríquez Villalba y el piloto Carlos Luis Justiniano Núñez fueron detenidos. Unos días después, una jueza del país caribeño ordenó su liberación.

La negociación

El 31 de agosto de 2015, Pepero se comunicó con Campo y Flores, que se encontraban juntos en ese momento, luego de que Pepero regresara de su reunión con miembros de la organización Sombrero (la organización que proveería la droga y que se presume es el Cartel de la Guajira por los vínculos con González Polanco). El intercambio comenzó con Flores aproximadamente a las 7:34 p.m. hora de Venezuela. Flores le pidió a Pepero que tratara de poner en agenda lo de “nuestro amigo en la cárcel” —González Polanco— así podemos usar esa ‘barajita' para el trabajo”, se lee en la conversación.

Conversacion Flores 1

Pepero dijo a Flores que “él ponía el dinero” en un esfuerzo por asegurar la liberación de González Polanco requerida para despachar unos 3.000 kilogramos de cocaína de Venezuela y estaba dispuesto a compensar más a los acusados ofreciéndoles una participación en la carga “a crédito”. Flores le indicó que él y Campo tenían una reunión con “un magistrado” para discutir el “caso” de González Polanco, y le preguntaron a Pepero si podían ofrecer al magistrado el “millón que tienen en la mano inmediatamente para iniciar la negociación”. Pepero respondió que le preguntaría a Elio, un asociado de la organización Sombrero. Respondió unos 15 minutos después asegurando que “ya tienen el mil”. Durante la conversación, Campo tomó el control del teléfono de Flores. “Es Efraín, pana”, escribió.

Campo propuso que le dijeran al magistrado que estaban preparados para pagar el millón de dólares que tenían “en mano”, “más uno más” si González Polanco era puesto en libertad.

Campo le dijo a Pepero que le explicara a los socios de González Polanco que costaría al menos 2 millones de dólares asegurar su liberación y le preguntó a Pepero si “son los mismos para el trabajo” que involucraba los 3.000 kilogramos de cocaína. Pepero respondió afirmativamente: “Me dijeron que tenían eso en la mano y que si podríamos sacarlo”.

Conversacion Flores 2

Campo Flores preguntó cuántos de los 3.000 kilogramos de los acusados serían proporcionados a “crédito”, y Pepero respondió que “les pediría 500”. Campo respondió que le “gustaba ese número 500”.

También insistió en que “algo tiene que ser pagado por adelantado”, específicamente, “un millón de seguridad” en relación a sus esfuerzos para asegurar la liberación de González Polanco. Y expresó su preocupación de que serían pagados sólo por los costos asociados al transporte de la droga a Venezuela, en lugar de recibir una participación accionaria en la carga. Campo también preguntó a Pepero si sabía “cómo localizarlos” en caso de que intentaran hacer el negocio de forma deshonesta, y Pepero respondió, “sí, por supuesto, es la gente del preso”, refiriéndose a los asociados de González Polanco y la organización Sombrero. Más tarde, el 7 de septiembre, Campo escribió a Flores que había advertido a Pepero y le amenazó con trabajar con otros narcotraficantes si éste no podía facilitar las actividades de narcotráfico con la organización Sombrero. Campo indicó que le dijo a Pepero: “Estoy jodidamente quebrado por ti, porque desde el momento en que lo arreglé debía haber tenido algunas ganancias”.

El 16 de septiembre de 2015, Pepero envió a Flores un intercambio de mensajes en los que Mayweather le había preguntado a Pepero si podían usar un Cessna 402 o un Cessna 404 para las cargas de drogas porque son las que están disponibles. Pepero escribió a Flores que tenían esos dos aviones y le preguntó si “ese modelo podría llegar a la rampa” en el aeropuerto.

Flores respondió inicialmente que “ambos funcionarían", pero luego le dijo a Pepero al día siguiente que los Cessnas no eran aceptables porque necesitaban usar un jet.

Pepero transmitió el mensaje a Mayweather, indicando que sería “extraño obtener permisos para uno de esos con tanta frecuencia”, y Mayweather respondió que estaba “en movimiento ya” en busca de un jet, un “grande. . . con turbinas”. Pepero envió el intercambio a Flores y agregó, “mejor así podemos meter más”, refiriéndose a la droga.

El 20 de septiembre de 2015, Pepero informó a Flores que Mayweather había asegurado un jet. Flores se mostró complacido y le dijo a Pepero que él y Campo estaban "esperando para comprar uno tan pronto como podamos". En cuestión de segundos, Flores envió a Pepero una fotografía de un Learjet registrado en los Estados Unidos.

El 25 de septiembre de 2015, Pepero envió a Flores la comunicación que tuvo con Mayweather, en la que este último explicaba que su "capitán" no había podido obtener el permiso necesario para el vuelo en el INAC(Instituto Nacional de Aeronáutica Civil, en Venezuela). Menos de 45 minutos después, Campo le escribió a Pepero diciendo que su envío de drogas no iba a ocurrir "mañana", y que el envío había sido "pospuesto dos veces".

Pepero instó a Campo a reunirse con su socio de la organización Sombrero para inspeccionar el avión, e indicó que su socio “tiene 800 kilogramos de cocaína de la cual Campo” obtendría 100 o más a crédito “debido al incidente” con el permiso de vuelo.

Más tarde esa noche, Campo le preguntó a Pepero por el "número de matrícula del avión", que obtuvo de Mayweather: YV-2708, respondió Pepero a su interlocutor.

El 28 de septiembre de 2015, un individuo que usa una cuenta de BlackBerry Messenger con el nombre de usuario "A.m" preguntó a Campo por el "modelo de transporte", refiriéndose al avión. El 29 de septiembre, Campo indicó que no tenían un avión, pero querían usar su acceso en el aeropuerto — al que Campo se refirió como un “jonrón”— para facilitar el envío de aviones cargados de drogas. Ese mismo día, Pepero intentó identificar la nueva organización de narcotraficantes con la que los acusados planeaban negociar, preguntando a Flores, "¿quién les ofrece a ustedes la otra llegada?" Flores no respondió a la pregunta, y Pepero sugirió que la organización Sombrero seguiría tratando de hacer arreglos para un envío de cocaína desde Venezuela. Al día siguiente, Pepero indicó que estaba "esperando por una reunión con ‘El Gocho’" y que llamaría a Flores cuando estuviese con él.

 

Deja tu comentario