BUENOS AIRES.- El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo este viernes que trabaja "a destajo" en la búsqueda de un joven que lleva diez días desaparecido tras el desalojo violento que fuerzas de seguridad llevaron a cabo ante una protesta mapuche.

"Estamos trabajando a destajo para intentar ver qué es lo que pasó", sostuvo el jefe de Estado en su primera referencia sobre el caso que conmociona al país.

El joven Santiago Maldonado, de 28 años, fue visto por última vez el 1 de agosto después de que agentes de la Gendarmaría, la fuerza de seguridad que custodia las fronteras argentinas, desalojaron violentamente una protesta de mapuche en el sur del país.

Según algunos testimonios, Maldonado fue detenido por dos gendarmes que dispersaron a quienes protestaban y trasladado a bordo de un vehículo Unimog Mercedes Benz.

Este jueves efectivos de la Policía Federal allanaron la sede del Escuadrón 36 de la Gendarmería Nacional en la sureña ciudad de Esquel en busca de rastros del joven.

Se presume que allí fueron llevados los vehículos utilizados en el desalojo de la protesta que la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia realizó en Cushamen, una localidad cordillerana de Chubut, a unos 1.400 kilómetros al suroeste de Buenos Aires.

Amnistía Internacional (AI) y el Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas exigieron al Gobierno argentino respuestas acerca del paradero de Maldonado.

Este viernes, en tanto, organizaciones de derechos humanos locales, entre ellas Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, marcharán a la histórica Plaza de Mayo, en Buenos Aires. Lo harán a solo dos días de que se realicen las elecciones primarias en el país.

Macri, en declaraciones a radio La Red, de Buenos Aires, criticó que el Gobierno no recibe colaboración por parte de la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que llevó a cabo la protesta en la que Maldonado fue visto por última vez.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario