CIUDAD JUÁREZ.- El Vía Crucis de Cristo fue representado este sábado por madres de mujeres desaparecidas en la mexicana Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, para exigir justicia a las autoridades frente a este problema.

Vestidos con camisetas moradas y cargando cruces blancas, los familiares de las jóvenes desaparecidas se concentraron en el Monumento a Benito Juárez, ubicado a las orillas del centro histórico de la frontera.

Las mujeres cargaron por turnos una cruz blanca de dos metros de largo y uno de ancho, representando la pasión de Cristo, y luego se abrieron paso entre las calles de la zona para detenerse en 15 puntos específicos en los que fueron vistas por última vez algunas de las mujeres desaparecidas en la ciudad.

En cada lugar colocaron una cruz de color blanca, leyeron un texto bíblico, hicieron una meditación y recitaron una semblanza sobre la persona desaparecida, para luego hacer una oración que fue asistida por un sacerdote que las acompañaba.

"Hoy nos unimos a él (Jesucristo), para seguir sus huellas y aligerar nuestras cargas, somos mujeres de fe y estamos sufriendo la violencia porque no encontramos a nuestras hijas", expuso el grupo de activistas, que llamó a su recorrido "Vía Crucis de mujeres de fe, víctimas de la violencia".

"Este Via Crucis es para pedirle a Dios que nos ayude en este camino y para que el Gobierno se dé cuenta y nos entienda", dijo a dpa Rosa María Hernández, madre de Diana Ramírez, desaparecida en 2011. "Las autoridades se han lavado las manos como Pilatos, mientras los victimarios, en su mayoría, siguen libres".

En el centro de Ciudad Juárez han desaparecido 29 mujeres, expuso el padre Francisco García, quien señaló que esa área sigue representando un peligro para las mujeres, pues la vigilancia policíaca es poca.

El Vía Crucis, que se extendió a unas 25 cuadras del punto de partida, llegó hasta un hotel en el que colocaron las fotografías de las 15 jóvenes desaparecidas. Todos esos puntos son emblemáticos para los activistas.

El hotel es emblemático porque ahí prostituían a mujeres que luego fueron encontradas en fosas clandestinas en el Arroyo del Navajo, en el Valle de Juárez.

La desaparición de mujeres empezó a sacudir a Ciudad Juárez en la década de 1990. Organizaciones civiles e internacionales estiman que existen unos 700 casos desde 1993, en lo que se conoce como "Las muertas de Juárez".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario