CARACAS.- Un grupo de 38 jóvenes venezolanos que fue detenido el pasado 6 de junio por la Policía Nacional Bolivariana (PNB), mientras participaban en una protesta gubernamental, denunció este martes en el Palacio de Justicia que reciben tratos inhumanos en los calabozos donde están recluidos.

Los hombres revelaron que los funcionarios les lanzan gases lacrimógenos dentro de las celdas y las mujeres que los custodios entran a las duchas cuando se están aseando.

Una de las detenidas contó cómo un custodio, identificado y en investigación junto a otros funcionarios, le había ofrecido intercambiar dinero por sexo.

Ante la denuncia de los actos, el director de la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), abogado Gonzalo Himiob Santomé, aseguró que la Juez 13 de Control Yoani Saray Villafañe, se encontraba visiblemente impresionada y ordenó que se tomen las medidas pertinentes para proteger a estas personas.

Asimismo, Santomé informó que en la finalización de la audiencia de presentación quedaron privados de libertad 11 jóvenes, 3 terminaron con medidas cautelares y el resto deberá presentar fiadores.

En ese sentido, una de las jóvenes identificada como Yusneibi López, intentó lanzarse desde el primer piso de los tribunales, pero la situación fue controlada por los alguaciles y sus abogados.

Las 38 personas fueron detenidas el pasado sábado 3 de junio mientras se trasladaban en una unidad de transporte público del municipio Chacao, ubicado en el estado Miranda, y acusadas de pretender generar violencia en la actividad de protesta contra el Gobierno convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), denominada la "Marcha de las ollas vacías".

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario