SANTO DOMINGO.- Más de 23.000 dominicanos siguen este lunes fuera de sus hogares debido a las inundaciones registradas en una buena parte del este y norte del país tras el paso del huracán María, que mantienen a decenas de localidades incomunicadas, y cuyos daños aún son evaluados por las autoridades.

El número de desplazados a casas de familiares o amigos por el huracán María aumentó en las últimas horas de 15.076 a 21.338 básicamente por la crecida del río Yuna, el más caudaloso del país, que inundó varios municipios del noreste y noroeste.

También se registró un aumento en el número de personas en refugios tras pasar de 941 a 2.275, de acuerdo con un boletín del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), que mantiene 23 provincias en alerta, entre ellas varias localidades de las provincias de Montecristi y Duarte, en roja (máxima).

El huracán causó un muerto en el norte a causa del derrumbe del techo de una vivienda y otro en el este tras intentar cruzar una cañada desbordada, según fuentes de la de Defensa Civil, pero el COE no incluye en sus estadísticas ambas muertes, por considerar que se trata de episodios indirectos.

Los efectos de María, que pasó el jueves pasado cerca de la costa este y noreste del país, destruyeron 188 viviendas, afectaron 861 y mantienen 4.697 anegadas, de acuerdo con el organismo, que precisó que la Fuerza Aérea Dominicana continúa realizando labores de rescate de personas en situación de riesgo por las inundaciones.

El desbordamiento de ríos, arroyos y cañadas, así como el deslizamiento de tierra mantienen a 38 localidades incomunicadas, mientras que 942.185 personas no tienen agua, después de que el fenómeno afectara 58 acueductos, de los que 52 están totalmente fuera de servicio, de acuerdo con el COE.

El ciclón también ocasionó daños a 14 puentes y cinco carreteras en la República Dominicana, cuyo presidente, Danilo Medina, se reunió este lunes con funcionarios y dirigentes locales de las provincias más afectadas por las lluvias y las inundaciones.

Medina dispuso la construcción y reparación de varias obras públicas afectadas en los municipios de Palo Verde y Castañuela, en Montecristi, según dijo a la prensa tras la reunión el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quien advirtió de los graves daños causados por María la agricultura.

En el encuentro, convocado después de que el gobernante recorriera este domingo zonas del noreste y noroeste, estuvo el ministro de Agricultura, Ángel Estévez, quien reconoció, de manera preliminar, "pérdidas significativas" en este sector, aunque aseguró que "no habrá falta de alimentos".

Montecristi, junto con la provincia Duarte, son dos de las demarcaciones más afectadas por los efectos de María.

A estas provincias se suman, El Seibo (este), en especial el municipio de Miches; Samaná y María Trinidad Sánchez, en el noreste.

Aunque varias localidades siguen anegadas este lunes, entre ellas, Arenoso, en la provincia Duarte; y Palo Verde y Castañuelas, en Montecristi, en provincias como María Trinidad Sánchez "todo está volviendo a la normalidad" aunque hay "una enorme cantidad de basura y lodo que las autoridades están limpiado", dijo a Efe la directora de la Defensa Civil en esa provincia, Minerva Santos.

En esta provincia ya no hay personas en albergues oficiales, pero cientos siguen desplazadas a casas de familiares después de que María y el anterior huracán, Irma, afectaran sus viviendas, explicó.

Otra de las provincias que trata de recobrar la normalidad es Samaná, donde solo 14 personas siguen fuera de sus hogares, pero continúa interrumpido el tráfico entre esta ciudad y la capital del país, Santo Domingo, tras el desbordamiento el sábado del río Yuna, dijo a Efe la encargada de Defensa Civil en el lugar, Moraima Ramón.

También está interrumpido este lunes el tránsito entre Montecristi y Dajabón, en la frontera con Haití, debido a las inundaciones provocadas por el río Yaque del Norte, informaron las autoridades.

Por su parte, brigadas del Ministerio de Obras Públicas interviene en varias localidades para labores de limpieza y reparación de a la infraestructura vial, mientras que la cartera de Salud anunció diferentes acciones para evitar enfermedades.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) ha advertido de la continuación de las lluvias, a causa de una vaguada y la cercanía de una onda tropical, lo que afectará aun más las zonas perjudicadas debido a las inundaciones y saturación de los suelos.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas