@puzkas

CARACAS.- Fue una jornada inédita e histórica. La consulta popular convocada por la Asamblea Nacional y organizada en 15 días por la Mesa de la Unidad Democrática logró movilizar al menos a 7.186.170 millones de ciudadanos, 693.789 de éstos en el exterior, a falta de contabilizar 5% de las actas.

El dato del voto en el exterior no puede pasar desapercibido, especialmente cuando las normas electorales aprobadas desde 2009 solo han permitido que 110 mil venezolanos residenciados en el exterior puedan votar.

El llamado plebiscito del 16 de julio comenzó de forma inesperada el sábado en la noche cuando el presidente Nicolás Maduro llamó a los venezolanos a participar “en los eventos políticos que están convocados pacíficamente y con respeto a las ideas políticas de los otros”.

Aunque Maduro se refería tanto a la consulta popular de la oposición como al simulacro de votación convocado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) que el chavismo llamó “ensayo constituyente”, sus palabras no dejaron de sorprender, especialmente porque días antes había calificado como ilegal la iniciativa de consulta promovida desde la Asamblea Nacional.

La consulta popular convocada por la oposición tenía varios hitos de participación como referente: Si se hubiese convocado un referendo revocatorio para dirimir la continuidad de Maduro en el cargo hubiese sido necesario el voto afirmativo de 7.587.780 venezolanos; sin embargo el récord de participación a favor de la oposición en eventos electorales se ubica en los comicios parlamentarios del año 2015 cuando 7.707.442 ciudadanos votaron por los candidatos de la oposición a la Asamblea Nacional en diciembre de 2015.

No obstante, todos estos registros se lograron con una infraestructura electoral que incluía 14 mil centros de votación y 42 mil mesas de votación; mientras la consulta popular se realizó en 2.029 puntos soberanos (centros de votación) y 14.303 mesas de votación.

Una participación de 7.186.170 electores no figuraba en los cálculos del chavismo. Según Jorge Rodríguez coordinador del Comando Zamora (instancia del oficialismo para promocionar la ANC) en la consulta popular de la oposición no podrían participar más de 700 mil personas, que fue el total de ciudadanos que lograron validar (firmar) por los cinco principales partidos de oposición para evitar su ilegalización.

Al finalizar la jornada, Rodríguez argumentó que la participación fue mínima y que el voto doble explica los resultados. Incluso, llegó a indicar que tenía videos que demuestran que una sola persona logró sufragar hasta 17 veces.

640 personas por mesa

Para las consulta popular la oposición calculó que en cada mesa de votación en Venezuela podían votar, en promedio, 640 personas. Esta previsión fue insuficiente en algunos puntos, al extremo que a las 4:40 pm los rectores de la Universidad Central de Venezuela, Universidad Católica Andrés Bello y Universidad Metropolitana (designados como garantes del proceso de votación) anunciaron que fue necesario activar los planes de contingencia para dotar de nuevo material de votación algunas mesas.

La previsión de participación de la oposición (solo en Venezuela) era de nueve millones cien mil electores y para las 5:30 de la tarde los técnicos electorales aseguraban que estaban cerca de lograr este objetivo.

Sin embargo, el ex rector del CNE Vicente Díaz, después de rechazar la “crisis de expectativa” en las cifras de participación explicó que la asistencia fue “abrumadora, pero sin fantasías”.

Otro de los técnicos electorales opositores aclaró que era complejo tener temprano datos de participación de un proceso manual, sin listados por mesa y sin posibilidad de depurar rápido el voto doble. A pesar de esta advertencia aseguraron que las proyecciones (hasta las 5:30 pm) eran muy positivas.

El poder de los símbolos y la participación

Los hitos de participación aunque relevantes, no pueden considerarse el objetivo básico de la consulta. Según el politólogo Ángel Álvarez, secretario político de la Mesa de la Unidad Democrática, el principal objetivo de este evento era lograr que Asamblea Nacional Constituyente de Maduro “naciera muerta” a causa de su escasa legitimidad.

Antes de la consulta popular la firma Datincorp proyectó que ocho millones de venezolanos podrían participar en el plebiscito, mientras Datanálisis calculaba, al menos, siete millones y medio de votantes.

Sin embargo, para el director de Datanálisis Luis Vicente León el número total de participantes terminará siendo irrelevante. Lo importante de la jornada eran los “símbolos de participación”, que la oposición “superó abiertamente durante la jornada”. Para León, “lo crucial en este momento es cómo la oposición capitalizará la asistencia”.

Los números preliminares de participación sorprendieron a Felix Seijas, director de Delphos, no por la cantidad de personas que se movilizaron, sino porque el chavismo permitiese que la oposición pueda exhibir nacional e internacionalmente ese nivel de apoyo.

Aún con la incertidumbre si el CNE ofrecerá datos de participación y abstención en la elección de los delegados a la ANC la oposición ha colocado en un dilema organizativo al chavismo. A 15 días de celebrarse la votación de la ANC los principales estudios de opinión pública en el país sugieren que a este evento solo motiva a participar a 15% de los venezolanos (aproximadamente 3 millones de personas).

Maduro quedó revocado

El presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges explicó que si se tratara de una consulta sobre la continuidad de Maduro en el poder, con los resultados del domingo 16 de julio el Presidente estaría revocado, sumando el 5% de los votos que quedan por escrutarse.

Además recordó que en el referendo para aprobar la ANC de Hugo Chávez en 1999 solo votaron a su favor 3.516.558 venezolanos.

Será hoy al mediodía cuando la oposición anuncie las próximas acciones en contra de la Constituyente de Maduro.

Avalan la hoja de ruta de la MUD

Los ciudadanos que acudieron al llamado de la oposición pudieron votar para emitir su opinión sobre la Constituyente de Maduro, y para avalar la hoja de ruta que se plantea implementar la oposición en los próximos días.

1) ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolana?

2) ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?

3) ¿Aprueba la renovación de los Poderes Públicos, la conformación de una gobierno de Unidad Nacional y la realización de elecciones libres y transparentes para restituir el orden constitucional?

Los resultados de las preguntas 2 y 3 eran toda una incógnita, especialmente porque los sectores del chavismo descontento decidieron no participar en este proceso por estar en desacuerdo con estas interrogantes. Sin embargo, salvo casos aislados, el porcentaje de personas que preliminarmente se reportan que votaron No en algunas preguntas es poco significativo.

Según los resultados divulgados por la oposición cerca de la medianoche del domingo la primera pregunta recibió el apoyo de 98,4% de las personas que acudieron a votar, la segunda interrogante fue respaldada por 98,5%, mientras la tercera pregunta fue respaldada por 98,3%.

Los venezolanos en el exterior respondieron

La Ley Electoral aprobada en el año 2009 por la Asamblea Nacional dominada ampliamente por el chavismo ha impedido que la mayoría de los venezolanos que han emigrado puedan votar. Según el último corte oficial del Registro Electoral en el exterior apenas pueden sufragar 110.495. La última vez que estos ciudadanos pudieron expresarse fue durante la elección presidencial del año 2013. En esa oportunidad a sufragaron 60.832 ciudadanos, de éstos 92% lo hizo a favor de Henrique Capriles Radonski.

Los datos preliminares de participación muestran un contraste evidente en los últimos cuatro años.

En el estado de La Florida acudieron a votar 115.519 venezolanos. En 2013 en esta jurisdicción nadie puede ejercer el derecho al voto por la orden del Ejecutivo Nacional de cerrar el consulado ubicado en Miami.

En España votaron 91.985 ciudanos, aunque el CNE solo reconoce como electores a 20.306 cudadanos.

El impacto del voto en el exterior es innegable (si el CNE permitiese que todos los venezolanos en el exterior participaran) La diferencia de votación entre Maduro y Capriles Radonski fue de 223.599 votos. Según la consulta popular de este domingo en el extranjero se encuentran 693.789 venezolanos aptos para sufragar.

Piden reconocimiento del exterior

Laura Chinchilla ex presidenta de Costa Rica exhortó a los gobiernos de la región a reconocer los resultados de lo que calificó como “una jornada legítima”.

La declaración de Chinchilla coincidió con el comunicado emitido por el gobierno de Canadá en donde insta “al gobierno de Venezuela a cancelar constituyente y negociar con la oposición para restaurar el orden constitucional".

En un sentido similar se pronunció el gobierno de México. A través de un comunicado indicó que los resultados de la Consulta Popular deben ser “escuchados en la búsqueda de una solución negociada que permita restaurar democracia”.

Por su parte, el ex presidente de Colombia Andrés Pastrana indicó que corresponderá ahora a la Asamblea Nacional hacer valer la voluntad de los ciudadanos que decidieron expresarse, aún sin apoyo del CNE.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será la principal consecuencia de la consulta popular que se celebró en Venezuela?

Maduro suspenderá la Constituyente
Convocarán elecciones generales este año
El Gobierno desconocerá la consulta y se intensificará la crisis
La oposición incrementará la presión popular
ver resultados

Las Más Leídas