CARACAS.- Pese a la muerte de tres personas durante las manifestaciones llevadas a cabo este miércoles en rechazo al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, la oposición volvió a las calles este jueves en una nueva jornada de protesta.

Mientras que Maduro acusó a la oposición de propiciar la violencia en las calles con las protestas que, según afirmó, carecen de motivo, el líder de la oposición Henrique Capriles llamó a una nueva manifestación en Caracas en reclamo de la restitución del orden constitucional.

La jornada de protestas del miércoles terminó con tres fallecidos, varios heridos y más de 500 detenidos. El diputado opositor Juan Requesens confirmó la muerte de una mujer de 23 años en la ciudad de San Cristóbal, en la región andina de Táchira. Al parecer, la muerte fue causada por un balazo.

Previamente, la Fiscalía había informado que un joven de 17 años recibió un disparo en la cabeza en un confuso incidente en medio de la marcha opositora en Caracas. El joven fue llevado a una clínica para ser operado, pero murió en el quirófano.

En la noche el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, informó en su programa televisivo que un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana habia muerto durante una manifestación en San Antonio de los Altos, en el estado Miranda, un hecho que, de acuerdo con medios locales, atribuyó a la oposición.

Las víctimas mortales se suman a los seis muertos registrados desde el 4 de abril, cuando la oposición salió a las calles a protestar contra los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que firmaron dos sentencias que despojaron a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones.

La policía reprimió la masiva marcha opositora apenas se movilizó rumbo a la Defensoría del Pueblo, el centro de Caracas, que está en el municipio Libertador, el cual está prohibido por las autoridades para las marchas de oposición.

"Nuevamente el grito de los venezolanos se hará sentir a lo largo y ancho del país exigiendo democracia", dice la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la red social Twitter, en la que compartieron un gráfico con los 26 puntos desde donde se prevé salgan por segundo día los manifestantes en Caracas.

Asimismo, la plataforma opositora llamó a los ciudadanos a concentrarse en los 23 estados de la nación petrolera para continuar las protestas ante lo que consideran un "golpe de Estado" y "una ruptura del orden constitucional".

Por su parte, el gobernador de Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles, anunció en Twitter que las movilizaciones de este jueves piden "elecciones libres, respeto al Parlamento, así como la apertura de un canal humanitario para que ingresen al país alimentos y medicinas que escasean".

Asimismo, el opositor indicó que las protestas buscan la liberación de los políticos encarcelados y que no haya más inhabilitaciones a dirigentes como la que le fue aplicada a él por 15 años para ejercer cargos públicos, por dictamen de la Contraloría del país caribeño.

Capriles pidió este miércoles a las empresas e instituciones "colaborar" para que los ciudadanos "puedan ausentarse de su actividad laboral o académica" para participar en estas protestas y "defender la Constitución".

Por su parte, el primer vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara, expresó también en Twitter: "Hoy más que nunca debemos volver a las calles y reafirmar que la resistencia es pacífica. Es la única forma de lograr dividir más al régimen".

Embed

En otros sectores como El Paraíso la situación de represión se mantenía. La marcha no había arrancado cuando ya estaban siendo reprimidos por funcionarios de la Guardia Nacional.

Los opositores intentarán por séptima ocasión en las últimas tres semanas marchar hacia la Defensoría del Pueblo para exigir al ombudsman que respalde el proceso iniciado en la Cámara con el que se pretende la destitución de siete magistrados del Supremo.

Este jueves, desde tempranas horas de la mañana, se repetía la historia.

El presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Hasler Iglesias, informó a través de su perfil en Periscope, que el punto de concentración de Santa Mónica, fue reprimido por la Guardia Nacional Bolivariana con bombas lacrimógenas.

Embed
Embed

Iglesias comentó que apenas se estaban comenzando a reunir los manifestantes en el sitio para marchar este jueves. “No había no más de 100 personas y nos empezaron a reprimir sin sentido”, dijo el líder del Movimiento Estudiantil.

En otros sectores como El Paraíso la situación de represión se mantenía. La marcha no había arrancado cuando ya estaban siendo reprimidos por funcionarios de la Guardia Nacional.

"Nos acaba de agredir la GNB, una vez más, nos dispararon bombas lacrimógenas al cuerpo, sin importar el daño que puedan causar", aseguró el diputado del partido opositor Primero Justicia (PJ), José Manuel Olivares, quien afirmó que recibió un golpe de "una bomba disparada a quemarropa por la GNB" en la avenida O'Higgins de El Paraíso.

Por su parte, los también diputados opositores Gaby Arellano y Juan Miguel Matheus indicaron que en Santa Mónica la concentración también fue disuelta con gases lacrimógenos.

"Nos estamos concentrando y, de la manera más cobarde posible Nicolás Maduro envió a la Guardia Nacional a reprimir con bombas lacrimógenas, sencillamente por estar aquí", aseguró Matheus en un vídeo que difundió a través de Twitter.

Los diputados mantuvieron, sin embargo, su llamado a la gente a salir de sus casas para concentrarse y movilizarse hasta el centro.

Otros parlamentarios y dirigentes de oposición aseguraron que los ciudadanos también se están movilizando en otros estados del país, como Carabobo (centro), Lara y Zulia (oeste), marchas que hasta el momento se desarrollan sin incidentes.

En la autopista Francisco Fajardo, una de las más transitadas de Caracas, una numerosa cantidad de funcionarios bloquean el paso de la protesta que lleva a cabo la oposición y que busca una vía para poder consignar un documento en la sede principal de la Defensoría del Pueblo.

Esta movilización fue anunciada para las diez de la mañana hora local (14.00 GMT) y desde esa hora decenas de personas comenzaron a concentrarse en al menos dos de los 26 puntos dispuestos en Caracas, según constató Efe.

Los opositores intentarán por séptima ocasión en las últimas tres semanas marchar hacia la Defensoría del Pueblo para exigir al ombudsman que respalde el proceso iniciado en la Cámara con el que se pretende la destitución de siete magistrados del Supremo.

Estos jueces emitieron dos sentencias -luego parcialmente suprimidas- por las que la fiscal general, Luisa Ortega, consideró que se había roto el hilo constitucional en el país, lo que dio paso a manifestaciones que hasta hoy arrojan un balance de nueve muertes y cerca de mil arrestos.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario