MÉXICO.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó hoy a la empresa automotriz General Motors de México con el equivalente a 68.415 dólares por vender automóviles sin certificado ambiental.

La automotriz importó y vendió 96 vehículos sin el certificado de la norma oficial mexicana que establece el límite máximo permisible de emisiones del escape del automóvil y de ruido en la planta, indicó Profepa en un comunicado.

Durante una inspección en octubre de 2016, se pudo constatar que entre septiembre de 2015 y julio de 2016, la empresa importó y vendió 96 vehículos sin los dos certificados de la norma ambiental mexicana, que fueron obtenidos posteriormente.

Las normas son de cumplimiento obligatorio para las empresas que comercializan vehículos nuevos cuyo peso no exceda los 3.857 kilos, por lo cual se decretó la multa de 1,2 millones de pesos (unos 68.415 dólares), explicó Profepa.

La empresa mexicana importó y vendió en este periodo automóviles de la línea Corvette CPE 6,2I modelo 2015 y Cadillac línea SRX 3.6l modelo 2016 sin los certificados referidos, detalló.

La Procuraduría precisó que continuará con sus inspecciones a toda la industria automotriz en el país para asegurar que se cumplan las obligaciones ambientales previas a la importación y comercialización de los vehículos en México.

En un comunicado, General Motors informó que fue notificada de la sanción impuesta por Profepa.

"Cabe señalar que esto deriva de un procedimiento administrativo que no tiene afectación alguna para los consumidores", apuntó.

Tal y como aseguró la automotriz, todos los vehículos que fueron comercializados en el periodo señalado tienen hoy "los certificados correspondientes y cumplen con la normatividad aplicable, pudiendo ser usados sin restricciones y no representan riesgo alguno para los clientes de la marca".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario