LIMA.- El Estado peruano registró un presunto perjuicio económico de 283 millones de dólares por irregularidades en los 23 proyectos ejecutados por la empresa brasileña Odebrecht en el país entre 1998 y 2015, afirmó el contralor general de Perú, Edgar Alarcón.

Alarcón detalló en una conferencia de prensa que esas 23 obras de Odebrecht, investigada en Perú por sobornar a funcionarios peruanos a cambio de adjudicarse millonarias obras, supusieron una inversión en conjunto de 16.940 millones de dólares.

La Contraloría auditó 16 proyectos y las irregularidades más destacadas estuvieron en el sistema de Carreteras Interoceánicas (IIRSA), la Línea 1 del Metro de Lima, la Costa Verde del Callao, y la carretera del Callejón de Huaylas entre las localidades de Chacas y San Luis, y el Gasoducto Sur Peruano (GSP).

En la construcción de las carreteras IIRSA del norte, centro y sur de Perú, destinadas a conectar la costa peruana con Brasil y Bolivia, se identificó un incremento del 93 % de la inversión inicial estimada para la totalidad del proyecto, según el informe.

La IIRSA Norte pasó de 258 millones de dólares a 510 millones de dólares, la IIRSA Centro aumentó de 100 millones de dólares a 127 millones de dólares, y la IIRSA Sur se incrementó de 1.184 millones de dólares a 2.346 millones de dólares.

El organismo estatal también detectó un perjuicio de 111 millones de dólares en la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima y de 58 millones de soles (unos 17 millones de dólares) en la carretera Chacas-San Luis.

La Contraloría ha propuesto la creación de una Fiscalía Ad Hoc y la conformación de un Juzgado Especializado para la realización de acciones inmediatas que resuelvan estos casos.

Odebrecht admitió haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014, según se desprende del acuerdo firmado por la compañía con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La compañía brasileña acordó con la Fiscalía de Perú, el pasado 5 de enero, pagar 30 millones de soles (unos 9 millones de dólares) como un adelanto de la devolución de las ganancias ilícitas obtenidas con los sobornos.

El convenio también contempla entregar toda información o documentación que le sea requerida, incluso cuando esta se encuentre en otros países, para que sea corroborada y valorada en función de su utilidad y trascendencia de cara a un eventual acuerdo final.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la eventual suspensión de Venezuela en la OEA contribuirá a que se recupere la democracia en el país?

Las Más Leídas