CIUDAD DE MÉXICO.- La constructora brasileña Odebrecht, involucrada en un escándalo internacional de sobornos, pagó 10 millones de dólares a Emilio Lozoya, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) de 2012 a 2014, según una investigación periodística difundida este sábado en México.

La investigación de la organización independiente Quinto Elemento Lab, que fue publicada por el portal Aristegui Noticias y la revista "Proceso", se basa en declaraciones juradas de tres exaltos ejecutivos de Odebrecht, que dieron fechas, cifras y números de cuentas bancarias a la Justicia brasileña.

Lozoya, máximo responsable de la petrolera estatal mexicana desde diciembre de 2012 a febrero de 2016 en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, había negado una acusación anterior de cobro de cinco millones de dólares.

Sin embargo, Luis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva, exdirectivos de Odebrecht, afirmaron que se le pagó el doble de esa suma y que los pagos comenzaron antes incluso de que Lozoya fuera designado director de Pemex.

Meneses relató "que conocía a Emilio Lozoya Austin desde 2009, en una época en que éste era director para América Latina del Foro Económico Mundial", dice la investigación.

"Y que cuando se enteró de que había planes del Gobierno (mexicano) para construir una nueva refinería de Pemex en Hidalgo, decidió retomar el contacto con Lozoya".

La apuesta a largo plazo le resultó, ya que Lozoya fue nombrado por Peña Nieto, tres años después de aquel primer contacto, para dirigir el gigante petrolero mexicano.

Lozoya solicitó y recibió 4,1 millones de dólares entre abril y noviembre de 2012, en varias transferencias, cuando ya era una figura importante en la campaña de Peña Nieto, dice la investigación. Los pagos continuaron hasta principios de 2014.

Las declaraciones de los exfuncionarios de Odebrecht forman parte del proceso penal 6655, radicado en el Supremo Tribunal de Brasil.

Sus revelaciones están contenidas en diez carpetas electrónicas, 50 cuartillas de transcripciones, así como registros de transferencias electrónicas y órdenes de pago, entre otras, señaló Quinto Elemento Lab, una organización especializada en investigaciones periodísticas para fortalecer la rendición de cuentas.

Los testimonios indican que en marzo de 2012 Emilio Lozoya se reunió con Luis Alberto de Meneses, el director superintendente de Odebrecht en México. En ese encuentro supuestamente dio el nombre de una empresa offshore registrada en las Islas Vírgenes Británicas para recibir transferencias.

Los primeros tres pagos -por 4,1 millones de dólares en total- se hicieron antes de la llegada de Lozoya a la dirección general de Pemex.

Después recibió dos millones de dólares sin condiciones y otros cuatro millones de dólares a partir del momento en que Odebrecht ganó el contrato de uno de los proyectos de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, en 2013.

Esos pagos se hicieron a una cuenta que otra empresa instalada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas tenía en un banco del Principado de Liechtenstein.

La Justicia de Estados Unidos dio a conocer en diciembre del año pasado pagos de más de 785 millones de dólares hechos desde 2001 por Odebrecht en 12 países, incluidas dos naciones africanas. De acuerdo con esos documentos, la empresa desembolsó 10,5 millones de dólares para sobornos pagados entre 2010 y 2014 en México.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario