CARACAS.- El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, pidió este domingo al Gobierno de Nicolás Maduro la verdad sobre lo que sucedió con el grupo de militares que se sublevó este domingo en una base militar del centro-norte del país y le instó a que no culpe a la oposición de lo sucedido.

"Queremos saber la verdad, que no nos vengan con cuento chino, que no nos vengan con una cacería de brujas, que no nos vengan a culpar a quienes queremos simplemente en Venezuela la vigencia de la democracia", indicó Borges en un foro denominado "En defensa de la Constitución".

El jefe del Parlamento dijo esto en referencia a lo sucedido en el asalto a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, de la ciudad de Valencia, en el centro-norte de Venezuela, que deja hasta ahora un hombre muerto, otro gravemente herido y al menos siete detenidos.

Para Borges lo sucedido con el grupo de militares debe llevar al Gobierno a una "profunda reflexión", pues a su juicio "es muy claro" que "la Fuerza Armada es un ejemplo de un país que quiere un cambio".

También participó el dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles, quien indicó que "ninguno" de los que asistieron al foro tomarán "las armas" para lograr el cambio de Gobierno. "Ninguno de nosotros. No nos caigamos a mentiras", agregó.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela vinculó a la oposición con el ataque que sufrió una unidad militar en la ciudad de Valencia (centro norte) cometido, según dijo, por "delincuentes civiles portando prendas militares".

Ante ello, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado en el que demanda al Gobierno a rendir explicaciones sobre lo ocurrido, y pese a saber que "nunca dicen la verdad", exigen una respuesta ante lo que ocurrió en Valencia.

ACA EL COMUNICADO COMPLETO DE LA MUD

La Mesa de la Unidad Democráctica (MUD) demanda a Nicolás Maduro a informar detalladamente y rendir explicaciones ante el país a raíz del episodio ocurrido este domingo 6 de agosto en la instalación militar del Fuerte Paramacay, Valencia, estado Carabobo.

Sabemos que tanto él como su gobierno nunca dicen la verdad, pero es nuestro deber, como representación política de la inmensa mayoría del país, insistir en la exigencia de una explicación apegada a los hechos, y ajena a las manipulaciones y cálculos oscuros que caracterizan al régimen. Desde hace meses hemos venido advirtiendo ante el país y la comunidad internacional que el desconocimiento de la Constitución, ejecutado por el poder Ejecutivo en connivencia con un puñado de magistrados, sólo agrava la profunda crisis política, social e institucional en que estamos sumergidos los venezolanos.

La Fuerza Armada Nacional venezolana como institución no escapa a esa pretensión del poder Ejecutivo, y la consumación de la inconstitucional asamblea Constituyente, así como el fraude electoral perpetrado el 30 de julio, sólo vinieron a agravar la tensión política y social en el país.

A falta de una investigación exhaustiva sobre lo ocurrido en el Fuerte Paramacay, insistimos en que el empeño de Nicolás Maduro y el pequeño grupo que lo acompaña de ejercer dictatorialmente el poder, refleja la división y el quiebre institucional que también ocurre dentro de la Fuerza Armada Nacional.Es necesario detener el avance hacia el abismo en que insiste conducirnos Nicolás Maduro. Desde la Unidad Democrática insistimos en la necesidad de restituir la vigencia de la Constitución de la República y buscar soluciones a la grave crisis que atraviesa el país en el marco de lo establecido en nuestra Carta Magna.

Los venezolanos deseamos el cese de la violencia, de la represión, y el fin a las muertes de inocentes que sólo reclaman su derecho a luchar por un mejor destino.Con pocas horas de actuación hemos visto cómo la fraudulenta asamblea constituyente sólo está interesada en maniobrar para intentar que los causantes de esta crisis retengan el poder a toda costa y sin importar el diario sufrir de un pueblo que ni siquiera consigue alimentos y medicinas básicas para su subsistencia.

Esa fraudulenta actuación de Maduro y su constituyente ya han logrado sus primeros objetivos, como son la ilegal destitucion de la Fiscal General de la Republica, las nuevas amenazas contra la Asamblea Nacional, y además le ha costado al país un grave revés: la salida del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Desde la MUD y las fuerzas democráticas del país reiteramos que estamos a tiempo de detener el agravamiento de la crisis. Maduro debe volver a la Constitución, respetar la voluntad de los venezolanos, permitir que se realicen elecciones libres y no postergar más la agonía que ha causado a los venezolanos al impedir la apertura de un canal humanitario, tal y como también ha exigido la comunidad internacional en reiteradas oportunidades.

Así mismo, reiteramos nuestra exigencia a la Fuerza Armada Nacional a cumplir su juramento y obedecer a lo establecido en el artículo 328 de la Constitución Nacional, exigencia que además ha sido nuevamente respaldada con el mandato de más de 7 millones 600 mil venezolanos el pasado 16 de Julio.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario