MIAMI.-La inminente reanudación de las relaciones diplomáticas entre la Unión Europea (UE) y Cuba tras el fin de la Posición Común, no es bienvenida de parte de la oposición que aboga por mano dura hacia el gobierno de la isla para que respete los derechos políticos y económicos de sus ciudadanos.

Opositores consultados por Martí Noticias, consideran que la Posición Común debió mantenerse en momentos en que continúa la represión contra los que piensan distintos; otros opinan que es válido que el Parlamento Europeo impulse el acercamiento.

El actual acuerdo establece un diálogo en materia de libertades y derechos humanos, pero también sienta las bases para los intercambios comerciales y el restablecimiento diplomático después de varios años de interrupción.

Embed

La Posición Común data de 1996, cuando a instancias de España el bloque cerró filas y condicionó la relación para presionar por reformas democráticas y una eventual mejoría de la situación de derechos humanos en la isla.

Opositores cubanos consultados por Radio Martí indicaron que el paso de la política hacia Cuba lo marca Estados Unidos y no la UE.

Antonio Rodiles, director de Estado de Sats, opinó que."Los europeos van a tener que cambiar, les guste o no a las personas que tenían el plan de tener una relación donde daba igual si violaban o no violaban los derechos humanos (...) porque la pauta la va a marcar Estados Unidos”.

“Vamos a ver qué ocurre, pero hasta ahora la UE ha tenido en los últimos tiempos un papel bastante lamentable en el tema de derechos humanos en Cuba”, agregó Rodiles, quien apoya la política hacia Cuba del presidente Donald Trump.

Con 567 votos a favor, 65 en contra y 31 abstenciones, el Parlamento Europeo dió luz verde al pacto firmado en diciembre de 2016 entre la diplomacia europea y la cubana. El Parlamento Europeo se mostró convencido de que ratificar el referido acuerdo contribuirá a mejorar la condición de vida de los cubanos.

FUENTE: MARTÍ NOTICIAS
 

Deja tu comentario