SAN JOSÉ.- Los nicaragüenses no pasan buenas horas previo a una investidura más de Daniel Ortega como presidente y por primera vez de Rosario Murillo, su esposa, como vicepresidente. La naturaleza no está siendo benevolente con el segundo país más pobre de América.

Los fuertes vientos que cruzan estos días por Centroamérica, provocaron dos apagones nacionales (uno de hasta 10 horas continuas) la mañana y tarde del lunes 9 de enero, provocando pérdidas en el comercio, retraso de cirugías programadas en los hospitales, corte en suministro de agua, y suspensión del servicio de telefonía móvil y convencional.

El ingeniero Salvador Mansell, director de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), explicó que la interrupción se dio porque los vientos provocaron una avería en el Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac) y a su vez afectaron la conexión de las plantas que estaban abasteciendo de energía a un 70% de la demanda de Nicaragua en horas de la mañana.

Dirigentes de organizaciones empresariales confirmaron que el apagón “obviamente” provocará afectaciones a las empresas, aunque adelantaron que estas aún no han sido cuantificadas.

Los apagones demuestran lo vulnerable que sigue siendo Nicaragua, por más discursos de amor, paz y prosperidad de la pareja gobernante.

Con ambientes desolados en el campo, pueblos y ciudades, el escenario no puede ser más triste previo a la nueva toma de poder del sandinismo encarnado ahora en solo dos figuras: la de Ortega, el eterno líder que asume un quinquenio más de poder; y la de Rosario Murillo, que aunque comparte el gobierno con su esposo, es por primera vez de manera oficial vicepresidenta.

El ambiente pareciera un augurio de que con 5 años más en dictadura, según opositores, Nicaragua no irá por buen camino. Sobre todo, que a la vicepresidenta electa las cosas no parecieran salirle bien.

En su elección, el pasado 6 de noviembre, más del 70% no acudió a las urnas, ganando una vicepresidencia ilegítima, según opositores. Partidarios históricos del sandinismo no están contentos por su denominación junto a su esposo; y por si fuera poco, en el mundo ya le quedan pocos amigos a la pareja presidencial, al considerarse como la cabeza de una dictadura dinástica.

Ortega asume, como es su costumbre, la tarde o noche de hoy. Desde que Ortega retornó al poder en 2007 –después de haber gobernado entre 1979 y 1990–, ha compartido con Murillo la toma de decisiones, lo que la ha hecho merecedora del cargo de vicepresidenta, según dijo el propio mandatario durante el acto de inscripción de la fórmula ante el Consejo Supremo Electoral (CSE).

El otrora guerrillero, de 70 años, que combatió la dinastía de los Somoza hasta derrocarla en 1979, es acusado por excompañeros y oponentes de retroceder la historia a etapas ya superadas en Nicaragua, la segunda nación más pobre del hemisferio, después de Haití.

Ortega gobernó por primera vez Nicaragua de 1985 a 1990 y perdió tres elecciones seguidas hasta que retornó al poder en 2007. Aunque la Constitución se lo prohibía, logró reelegirse en 2011 mediante una polémica resolución del Poder Judicial.

El exguerrillero completará con este nuevo periodo 21 años de mandato, sin contar los cuatro años entre 1980 y 1984 que fue coordinador de la Junta de Gobierno que dirigió el país.

Actualmente lleva 15 años en el poder (interrumpido de 1990 a 2006) y solo José Santos Zelaya (1893 – 1909) y Anastasio Somoza García (1937-1947 y 1950-1956) lo superan con 16 años de mandato.

Delegaciones diplomáticas y funcionarios extranjeros que participarán en la tercera toma de posesión presidencial de Daniel Ortega, llegan desde la mañana del 10 de enero en Nicaragua.

Los críticos y opositores han insistido en que en este nuevo período de Ortega no cuenta con el reconocimiento de países como Estados Unidos, principal aliado comercial de Nicaragua, y país que calificó el pasado proceso electoral de “viciado”.

La mañana de este 10 de enero han sido recibidos con alfombra roja y guardia de honor en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, Evo Morales, presidente de Bolivia; el General de Policía, Vladimir Kolokoslev, ministro del Interior de Rusia y el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

También llegaron esta mañana el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz Canel; el Canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales; y el expresidente de Guatemala, Vinicio Cerezo. También ya están en el país la delegación del Parlamento Centroamericano (Parlacen); el ministro de Desarrollo Social de Panamá, Alcibiades Vásquez, quien llegó en representación del Presidente Juan Carlos Varela; el presidente de la Cámara de diputados de Chile, Osvaldo Andrade, acompañado por una delegación de funcionarios.

Entre los invitados destacados está la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, quien arribó al país este lunes 9 de enero. También ya se encuentra en el país el número tres del régimen de Corea del Norte, Choe Ryong Hae, país asiático conocido por sus amenazantes pruebas nucleares contra su vecino Corea del Sur y contra Estados Unidos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será la principal consecuencia de la consulta popular que se celebró en Venezuela?

Maduro suspenderá la Constituyente
Convocarán elecciones generales este año
El Gobierno desconocerá la consulta y se intensificará la crisis
La oposición incrementará la presión popular
ver resultados

Las Más Leídas