VIAJES

Cubanos en EEUU no podrán ir a Cuba sin prórroga en el pasaporte

Decenas de pasajeros fueron impedidos de viajar el jueves desde los aeropuertos de Miami y Tampa. Otros fueron retenidos a su arribo a territorio cubano

  • Imagen

Cuba advirtió que no se permitirá viajar a personas cuyos pasaportes no estén debidamente actualizados. (EFE)

WILFREDO CANCIO ISLA/ DLA

wcancio@diariolasamericas.com
@wcancioisla

Cuba suspendió sorpresivamente los viajes de cubanos residentes en Estados Unidos que no tengan estampados en sus pasaportes la prórroga requerida, poniendo en interrogante el creciente flujo de visitas familiares y excursiones culturales hacia la isla.

Un comunicado enviado este jueves por la estatal Havanatur a las compañías de vuelos fletados a Cuba advirtió que no se permitirá viajar a personas cuyos pasaportes no estén debidamente actualizados, y señaló que serían multadas las entidades que vendan boletos aéreos o permitan abordar los vuelos a pasajeros que no tengan el documento revalidado.

Las charteadoras transmitieron la comunicación a las agencias de viaje. La medida se hizo efectiva de inmediato.

La notificación fue confirmada a DIARIO LAS AMÉRICAS por representantes dos compañías charteadoras. Un ejecutivo dijo que su firma estaba negociando con las autoridades cubanas una posible solución ante la crisis creada por la medida.

Decenas de pasajeros fueron impedidos de viajar el jueves desde los aeropuertos de Miami y Tampa. Otros fueron retenidos a su arribo a territorio cubano y estaban a la espera de ser retornados a Estados Unidos.

“Esta situación había creado un cuello de botella en los aeropuertos ante la carencia de personal para tramitar los casos que venían sin la prórroga estampada, y el procesamiento se había convertido en un problema aquí”, dijo un empleado del Aeropuerto Internacional “José Martí” que prefirió no identificarse.

La decisión da un giro radical al tratamiento que venían recibiendo los viajeros impedidos de actualizar su pasaporte debido a las restricciones impuestas por el sistema bancario estadounidense a la Oficina de Intereses de Cuba en Washington.

El pasado 14 de febrero, la Sección de Intereses de Cuba anunció la suspensión de sus servicios consulares debido a que no encuentra una institución bancaria con la que pueda procesar las transacciones financieras, a causa de las restricciones del embargo.

Las autoridades cubanas en territorio estadounidense, incluyendo la misión permanente de Cuba ante Naciones Unidas, se han visto impedidas de realizar depósitos en el Banco M&T y de hallar otra institución financiera para procesar sus transacciones.

Las limitaciones bancarias determinaron la suspensión de los servicios consulares “hasta nuevo aviso", restringidos sólo a trámites por razones estrictamente humanitarias.

Pero desde entonces, las autoridades cubanas permitieron que las personas pudieran viajar con la prórroga vencida, autorizándoles a pagar el trámite en efectivo a su llegada a la isla. La prórroga se procesaba en los cinco días siguientes a su arribo. Solo eran impedidas de viajar aquellas personas cuyo pasaporte estaba vencido.

El pasaporte cubano es válido por seis años, pero debe ser prorrogado cada dos años para que permanezca como “vigente”. El costo inicial del documento es de $350 dólares más cargos por envío y procesamiento de agencias que pueden elevarlo hasta los $400 dólares. Cada prórroga cuesta $180 dólares, lo que lo convierte en uno de los pasaportes más caros del mundo.

“Es una decisión incomprensible”, dijo el economista Emilio Morales, presidente de la firma The Havana Consulting Group (THCG), en Miami. La entidad se dedica a monitorear los viajes y los envíos de paquetes y remesas a Cuba.

Morales consideró que con esta medida, “el Gobierno cubano busca presionar para una solución en el caso de los trámites bancarios en Estados Unidos, pero será el primer afectado desde el punto de vista financiero”.

Actualmente, unos 70 vuelos semanales parten desde Miami y una decena desde Tampa con rumbo a la isla. Sólo en lo que va de abril, un total de 40,800 pasajeros han viajado desde estos puntos de embarque con destino a Cuba.

Durante el pasado año, unos 471.000 cubanos o cubanoamericanos, y 97.000 ciudadanos estadounidenses viajaron a Cuba, según THCG.

Aunque una veintena de compañías tienen autorización del Departamento del Tesoro como Proveedores de Servicios de Transporte (CSP), solo seis tienen el permiso del Gobierno cubano para aterrizar en la isla: Marazul, ABC Charters, Gulfstream Air Charter, Cuba Travel Services, Wilson International y Xael.

El negocio de los viajes a Cuba comprende también más de 200 agencias de viaje, que operan principalmente en los estados de Florida, California, Nueva York y Kentucky.