@luisleonelleon

Henry Constantín es un cubano cuya pasión y compromiso los conjuga en uno de los oficios más difíciles, prácticamente imposible de ejercer en su país: el periodismo. Por ello ha sido reprimido y amenazado una vez más por la policía política y le han confiscado algunos de sus bienes personales, con los que realizaba su trabajo, transversal a la política oficial del sistema totalitario imperante en la isla.

En los últimos meses, la Seguridad del Estado ha intensificado su embestida contra el periodismo independiente en toda la isla. Y el más reciente caso es el de Constantín, director de la revista Hora de Cuba, publicación digital realizada en la provincia de Camagüey, en el centro del país, que además de abordar temas locales también incluye textos sobre cultura y sociedad, con una mirada crítica que no es del agrado del Gobierno.

El joven periodista viajó hace dos semanas a Estados Unidos para participar en el seminario Democracia y Libertad Económica, organizado por el Instituto LIBRE y el Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, impartido por Carlos Alberto Montaner y otros intelectuales del exilio entre el 15 y el 16 de noviembre. Este domingo, al regresar a Camagüey, Constantín fue detenido en el Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte.

Henry Constantin Ferreiro junto a Carlos Alberto Montaner (i) en Miami (CORTESÍA).jpg
Henry Constantin Ferreiro (d), en Miami, junto a Carlos Alberto Montaner.
Henry Constantin Ferreiro (d), en Miami, junto a Carlos Alberto Montaner.

Según Constantín, varios oficiales de la Aduana, quienes recibían indicaciones continuamente por radio, le revisaron todos sus bienes personales y lo amenazaron con enjuiciarlo por los supuestos delitos de "resistencia" y "desacato a la autoridad", si se negaba a entregarles sus pertenencias. Constantín no se negó a que su equipaje fuera inspeccionado, pero exigió que la revisión la realizaran al alcance de su vista, sin llevárselo a otro cuarto como pretendían las autoridades aduanales.

Durante varias horas fue interrogado, mientras lo intentaban coaccionar, primero en el aeropuerto por los oficiales de la Aduana y luego por agentes de la Seguridad del Estado en la Unidad Provincial de Instrucción, a donde fue trasladado, esposado, por vías negadas al acceso público en el aeropuerto.

En la unidad policial, los agentes le levantaron un acta que Constantín no firmó, por no incluir detalles de ninguno de los dispositivos electrónicos que le sustrajeron, contener datos incorrectos como el no reconocer su trabajo como periodista independiente y denominarlo un desocupado, y además, según le expresó a los agentes, dicho documento se basaba en leyes no aprobadas por el pueblo, sino por la cúpula que gobierna el país.

En un video-testimonio que Constantín colgó en su perfil de Facebook, grabado en un céntrico parque camagüeyano con la locación policial a sus espaldas, narra que le tomaron huellas digitales, de olor, que incluso le revisaron las medias, pero que se negó a que le revisaran partes íntimas de su cuerpo. Finalmente fue liberado el domingo en la noche, después de que los policías le multaran con 500 pesos y le confiscan su computadora portátil, el teléfono celular y una memoria flash.

Henry Constantín, director de la revista La hora de Cuba.jpg
Henry Constantín Ferreiro, periodista independiente cubano y director de la revista La Hora de Cuba.
Henry Constantín Ferreiro, periodista independiente cubano y director de la revista La Hora de Cuba.

Según relató el también activista cívico, varios familiares de integrantes de Hora de Cuba han sido intimidados por agentes represivos. Y algunos miembros de dicha revista independiente que aún cursan la carrera de periodismo, han sido atemorizados con ser expulsados de la universidad y no poder terminar sus estudios.

Semanas atrás, la activista Sol García Basulto, una de las redactoras de Hora de Cuba y corresponsal del portal 14yMedio en Camagüey, fue interceptada por agentes castristas cuando se dirigía a La Habana, siendo amenazada y despojada de sus pertenencias a la fuerza por seis policías. Actualmente se encuentra bajo una acusación por el supuesto delito de "desobediencia". Después de este incidente a García Basulto no se le permite salir de la isla. Tiene que presentarse todos los miércoles en la unidad de la Seguridad del Estado. De no hacerlo puede aplicársele una medida retentiva, estrategia que el régimen ha utilizado antes contra otros disidentes con el objetivo de inmovilizarlos.

A pesar de varios reclamos, hasta el momento las autoridades no le han devuelto a Henry Constantín una parte de su equipaje, donde se encontraban otros dispositivos electrónicos que sospecha puedan haber sido también intervenidos.

Video-testimonio del periodista independiente y activista cubano Henry Constantín.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas